Archivo de la etiqueta: represión

Déjalos que se desgasten …

En mi casa nunca se ha escuchado el discurso del Rey en Nochebuena. Desconozco si era un pacto entre mi abuelo (del PSOE) y mi padre o la idea era de mi padre, el caso es que la tele siempre se apagaba. Son varias las veces que he hablado de mi padre en este blog. Es una persona que aprendió a leer y escribir por su cuenta, pero con la sabiduría que le dio la vida, y la solidaridad y las ideas que se ha ido forjando a través de años de lucha.

Así que, cuando conocí la abdicación del Borbón y sabía que lo iba a pillar en casa, no me pude resistir a llamarlo. Allí estaba él, con 78 años y la espalda machacada por años de trabajo, celebrándolo con un café y un chupito de orujo, porque me dijo, no había vuelta atrás. Estaba feliz y satisfecho. Iba a perder de vista al heredero de Franco. Otro “chupón” más para los que había estado trabajando (es su manifestación marxista de lucha de clases y generación de la plusvalía). Me dijo que había concentración en Ponferrada y estaba feliz ante la idea. Más feliz todavía cuando se enteró que había convocadas manis en toda España no se lo podía creer. La República está cerca.  Ahora o nunca.

Cuando le dije que tampoco nos teníamos que alegrar tanto, que nos iban a poner a Felipe, me respondió con un: “déjalos que se desgasten, total, para lo que va a durar”. Además dice que cuando proclamemos la República ni aviones ni leches, que él se ofrece a sacarlos en carretilla como salieron los refugiados de España.

¿Rectificarán?

Remedios García Albert no acompañó a los etarras, tal y como se la ha acusado. Así queda demostrado en el informe que el máximo responsable de los servicios de Información de la Policía, el comisario general de la CGI, Miguel Valverde Sánchez remitió a juez Velasco, como informa Rebelión.

El mando policial envió el pasado 13 de abril al juez Eloy Velasco un informe de ocho páginas sobre Remedios G. A., la madrileña a la que, en primera instancia Baltasar Garzón y luego Velasco venían considerando hasta ahora como la representante de las FARC en España y pieza clave de los viajes de supuestos etarras a los campamentos guerrilleros. Pero nada de eso es cierto. 

 
Uno de los tres arrepentidos que colabora con la Policía, identificado como ‘Patxo’ en los atestados, aseguró haber identificado a Remedios G. A. como la guía de dos instructores etarras que estuvieron en agosto de 2007 en la localidad de Coro, en el estado venezolano de Falcón. Sin embargo, los servicios antiterroristas han confirmado que, a pesar de haber tenido contacto con los guerrilleros en otras ocasiones, la española se encontraba en esas fechas muy lejos de la selva y de los dos activistas de ETA.
 
¿Rectificarán ahora todos esos carroñeros metidos a informadores que no sólo dan por hecho, sin juicio previo, de que Remedios es miembro de las FARC, sino que además daban por seguro sus lazos con ETA? ¿Hasta dónde llega la ética de esos supuestos periodistas?

Velasco pide detener a 12 miembros de ETA y las FARC en Cuba y Venezuela

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional procesó también por colaboración con banda armada a García Albert, que ya fue detenida el 26 de julio de 2008 y un día después quedó en libertad bajo fianza de 12.000 euros por orden del juez Baltasar Garzón, que la acusó de colaboración o posible integración en organización terrorista

Eloy Velasco acusa al Gobierno de Chávez de colaborar con ETA

En un auto hecho público este lunes, Velasco dictó orden de busca y captura para doce de los procesados –todos menos la integrante de la Comisión Internacional de las FARC Remedios García Albert, que vive en España. (…) El juez también imputa a los narco-terroristas Gustavo Navarro Morales, Emiro del Carmen Ropero Suárez, Rodrigo Granda Escobar, Remedios García Albert y Luciano Martín Arango por colaboración con banda armada.

El Gobierno venezolano colaboró con ETA y las FARC, según el juez Velasco

El auto del juez Eloy Velasco destaca que dos etarras, Ignacio Domínguez Achalandabaso, Txomin, y otro apodado Martín Capa, impartieron un cursillo terrorista en la selva venezolana, en una finca cercana a Guadalito, en el Estado de Apure (…) El curso fue gestionado y organizado por Arturo Cubillas, por parte de ETA, y Remedios García Albert, La Médica, miembro de la comisión de las FARC que despachaba con el comandante Luciano Martín Arango, Iván Márquez, y Omar Arturo Zabala, Lucas Gualdrón.

ETA apoyó a las FARC para atentar contra Uribe en España y bajo la “cooperación” de Venezuela

Los supuestos miembros de las FARC procesados son Emiro del  Carmen Ropero Suárez, Rodrigo Granda Escobar, Remedios García Albert,  Luciano Martín Arango, Omar Arturo Zabala Padilla, Víctor Ramón  Vargas Salazar y Omar Arturo Zabala Padilla. (…)Impartieron en una finca de la selva venezolana cercana a Guadalito,  en el estado de Apure, un curso teórico-práctico de unos 20 días a 13  miembros de las FARC sobre el manejo del explosivo C-4, de fácil adquisición en Venezuela, y la utilización de teléfonos móviles como  mecanismo iniciador de las cargas explosivas (…) este curso, que fue organizado por Arturo  Cubillas Fontán y Remedios García Albert.

Ex guerrilleros implicaron al Ejército venezolano con ETA

En el apartado del auto dedicado a los “hechos” se describe cómo en agosto de 2007 dos presuntos miembros de ETA impartieron en la selva venezolana dos cursos sobre manejo de explosivos a guerrilleros de las FARC. (…)A continuación, el auto del juez asegura que el curso fue organizado por Arturo Cubillas Fontán, en representación de ETA, y por Remedios García Albert, de parte de las FARC

 

Que ellos asuman su muerte, que nosotros asumiremos su vida

Miguel Hernández, como dice Marcos Ana, murió de franquismo en la cárcel, hoy hace 68 años.  Miguel Hernández se alistó en el Quinto Regimiento para combatir junto a la causa republicana en la Guerra Civil y fue apresado, una vez acabada la contienda, cuando intentaba huir a Portugal. Es condenado a muerte por un Tribunal Militar de la dictadura franquista en el Consejo Sumarísimo 21001, el 18 de enero de 1940, en un juicio rápido, tan rápido que en una hora se condenaron a muerte a otras 20 personas.

Decía hace unos días Gloria König, Directora Ejecutiva de la Fundación Víctor Jara, a propósito del cantautor:Que ellos asuman su muerte, que nosotros asumiremos su vida“. En este país, ni los que mataron a Miguel Hernández  asumen su muerte, y algunos de los que le recuerdan pretenden negar su vida. Ningna mención en el reconocimiento institucional, como nos recuerda Angels, a que Miguel Hernández fue un poeta comunista.

En el último escrito para público de Rafael Reig hablaba de Miguel Hernández y lo hacía en estos términos: “La infamia añadida y más indecorosa que se le puede infligir a Miguel Hernández es leer su obra como si no hubiera sido comunista, como si no hubiera escrito como comunista y como si no hubiera sido encarcelado y hubiera muerto por ser comunista”.  

En una entrevista que le hicieron a Marcos Ana hace unos años, hablaba de Miguel Hernández, del tiempo que compartieron en prisión y de un homenaje que le hicieron los presos tras su muerte. Esto es lo que contaba:

La cárcel fue mi universidad. Conocí a mucha gente. Coincidí con Buero Vallejo y con Miguel Hernández entre otros muchos. Miguel Hernández era una persona entrañable, murió de franquismo en la prisión de Alicante en el año 42. Unos años después le hicimos uno de nuestros homenajes: Esperábamos a la noche, a que cerraran las galerías. Entonces montábamos un pequeño escenario con mantas y sábanas. En las ventanas algunos presos se dedicaban de la vigilancia y así, en el silencio terrible de la cárcel, hacíamos los homenajes. El de Miguel Hernández lo titulamos Sino sangriento, que es el nombre de uno de sus versos. Tenía tres actos, con los nombres de tres de sus libros: El rayo que no cesa, Vientos del pueblo, que trata de la guerra y Cancionero y romancero de ausencias, que era el de la cárcel. Unos narradores relataban los hechos y una pequeña banda de música se colocaba detrás del escenario con sus instrumentos realizados con los palos de las escobas y con cosas así. Era muy ingenioso: se cortaba un trozo de escoba de caña. Unas gomas sujetaban un papel de fumar en cada punta y se le abrían unos orificios. Sólo con eso salía una música preciosa, que era como un zumbido, pero muy bonito. Una cosa tremenda. Esa bandita, compuesta por cuatro o cinco personas, iba poniendo música a determinados pasajes. Cuando los locutores contaban la parte de la guerra de España y de los soviéticos se oía La Internacional. Con los franceses y André Martí… se oía La Marsellesa. Los mexicanos con Siqueiros y tal… Se oía La Cucaracha. Todo a media voz. Se titulaba Homenaje a voz ahogada a Miguel Hernández. Fue algo impresionante, en medio del silencio de la prisión. De vez en cuando, oías el «alerta» de los centinelas desde las garitas. Toda la noche: «¡Alerta el uno!, ¡Alerta el dos!, ¡Alerta el tres!» Eso se hacía para que el cabo de guardia supiera que no se había dormido ninguno de los centinelas. Hicimos otros homenajes a Rafael Alberti y Neruda. Creo que jamás se podrá concebir un homenaje más emocionante que éste.

Y como aquí sólo tenemos el recuerdos, pero nos falta la música de los presos, dejo la canción de Víctor Jara “El niño yuntero” que es una adaptación del poema de Miguel Hernández.

También hablan de Miguel Herández:  punts de vista, Kabila, Hugo Martínez Abarca, Juan Segovia, Leire Olmeda, Daniel Martínez, Antonio Rodríguez,  Alberto y ceronegativo

Lecciones de derechos humanos para Cuba

Veía hoy en el blog de John Cornford, el Cuarto Estado, un artículo de Kaosenlared sobre una serie de vídeos que hacen referencia a la represión en Cuba y a la ejercida en los Estados democráticos. Es llamativo que actuamente Cuba, que es una pequeña isla que nunca ha invadido a nadie y que un día decidió (previa revolución) elegir su modelo de estado, se sitúe hoy a los ojos de todo el mundo como una fiera, represora y criminal dictadura. Las últimas noticias dadas en prensa son sobre las movilizaciones de las Damas de Blanco, un grupo de mujeres opositoras al régimen.

Es curioso, toda la campaña mediática se centra en indicar que en Cuba no se permite la disidencia o que se reprime la disidencia con una fuerza descomunal. Al mismo tiempo que nos dicen esto nos hablan de las movilizaciones de las Damas de Blanco y de sus manifestaciones (no sabemos si legales -esto es, autorizadas como deben ser en España- o ilegales -como p0r ejemplo cuando no las autorizan al entorno abertzale-). Que dentro de Cuba existe oposición al régimen es un hecho que queda fácilmente demostrable en las noticias. Si tú te metes dentro de la página web de las Damas de Blanco, ves un extenso programa de actividades, algunas de ellas de gran visibilidad como una marcha silenciosa que hacen todos los domingos. Algunos españoles y españolas que aún recordamos la dictadura que se vivió aquí (aunque sea como en mi caso, por vivencias que nos han contado) no nos imaginamos al PCE (única oposición interna por aquel entonces) hacer manifestaciones todos los domingos y anunciarlas a bombo y platillo. Es probable, más que probable diría yo, que quien osara manifestarse acabase con sus huesos en la cárcel, desaparecido o asesinado como Julián Grimau. Hay cosas, pues, que no me cuadran.

Otra de las cosas que esgrimen contra Cuba es la brutal represión que han sufrido las Damas de Blanco por partidarios del régimen y la policía. Viendo las imágenes represión puede, pero lo de brutal me parece que es un adjetivo un tanto exagerado. Y digo exagerado y digo bien porque en mi retina todavía están las imagenes de la represión que hace escasos meses sufrieron los jornaleros andaluces, que fue silenciada por los medios de manipulación de masas y de la que dejo imágenes:

Vídeo de la represión policial contra los trabajadores:

Y resultados de la misma:

La cosa no acaba aquí, si tienes cuerpo que lo aguante puedes pinchar el enlace que el Sindicato Andaluz de Trabajadores tiene en su página web de la represión que sufrieron por los agentes y guardianes del orden del Estado.  Deberían aprender estos cubanos de los estados demócratas de toda la vida. Cuando se reprime con fuerza se reprime con fuerza y no se anda con zarandajas de llevar a los manifestantes en volandas o tirarles del moño. ¡Que aprendan de España, que nosotros no somos una dictadura!

También recuerdo las represiones a los jóvenes que protestaban contra el plan Bolonia, a las de V de vivienda, etc… vídeos que se pueden consultar en la web y que son fácilmente localizables en Youtube. No quiero hablar, porque sería repetirme, de la represión que sufre el movimiento abertzale y su entorno, al que, por parte del estado y sus voceros se les ha quitado la condición de humanos, para hacernos ver que ellos ya no son titulares de esos derechos humanos. Cuando el sistema encuentre una categoría donde meterlos, tal vez la ciudadanía despierte y exija también para ellos derechos.

En el siguiente vídeo puedes ver una muestra de la fuerza que emplea la represiva policía cubana y nuestra modélica pasma. Así no se hace Cuba, se hace como lo hacen los países democráticos.

También les insta a Cuba a seguir las lecciones de la Unión Europea (no nos olvidemos del entorno de España)

O que sigan el ejemplo de Antonio Camacho, Secretario de Estado para la Seguridad en España, que cuando le hablan de las denuncias sobre tortura en nuestro país pide que apaguen la cámara.

Si esto no les guta, pueden seguir el método del Partido Popular y hacer guerras preventivas:

Aunque pensándolo bien, ante la disidencia siempre se puede ejercer una resitencia pasiva:

Willy Toledo: disidente sin derecho

Por motivos laborales estos días he estado ajena al mundo exterior. No he estado por internet, no he visto la prensa y la tele en casa es un objeto decorativo, con lo cual me he perdido el linchamiento mediático al que ha sido sometido Willy Toledo. Resulta paradójico, o tal vez no tanto para los que somos críticos al sistema, que aquellos que utilizan a un muerto para apelar al derecho a la disidencia se lo nieguen a quien no piense como ellos.

La disidencia, según la recurrida RAE, no es más que separarse de la doctrina común. Uno de los rasgos que caracterizan a las sociedades democráticas es precisamente ese derecho a disentir, a pensar e incluso actuar difererente. Derecho que hace que no puedas ser castigado por ello. Rosa Luxemburgo lo resumió perfectamente “la libertad es siempre para aquellos que piensan diferente”. Algunos dirán que Willy ha tenido la libertad suficiente para manifestar sus opiniones, ahora bien, se olvidan de la muletilla de “eso sí, que se atenga a las consecuencias” y esas consecuencias es lo que está viviendo.

La justicia y en muchos casos los medios de comunicación, actúan como poder disuasorio, como instrumentos a manos del poder para mantener, a costa de lo que sea, el orden social existente, como instrumento normalizador de las conductas que se cuestionan lo establecido. La disidencia está en entredicho y lo vemos a diario y constantemente en las medidas coercitivas que ejerce el poder contra los disidentes.

Desplegar una pancarta puede llevarte a prisión, como vimos con la detención del director de Greenpeace-España o como meses antes comprobamos con la detención de tres personas en un pleno de la Junta Municipal de Vallekas, entre ellos un concejal de IU. Puedes protestar, pero atente a las consecuencias.

Si tú denuncias posibiles casos de corrupción tienes que saber que no sólo puedes ser denunciado por ello (cada uno es libre de denunciar) lo preocupante es que la justicia admite a trámite la querella. Puedes denunciar la corrupción, pero atente a las consecuencias.

Eduardo y Naira Cabrera tuvieron la osadía de onderar una bandera republicana cuando junto a ellos pasaba el cortejo real. Fueron libres de hacerlo, pero ahora se enfrentan a una petición de dos años de cárcel por parte de la fiscalía. Como también fueron libres de quemar una figura del rey dos jóvenes independentistas gallegos en el año 2007, eso sí, la multa impuesta ha sido de 4.000 euros. En ambos casos han sido libres de hacerlo pero tienen que pagar las consecuencias.

En este sentido, el pensamiento hegemónico, paradigma del liberalismo que actúa y penetra en todos los ámbitos de nuestra vida, ha establecido que todo lo que venga de Cuba es cuestionable. Criticar a Cuba entra de los cánones de lo correcto, por eso no sólo está permitido además hay que darle voz. Dicho de otra manera, contra Cuba todo vale. Por el contrario, cuestionar los métodos poco ortodoxos que se utilizan para dicha crítica y recodar que la vulneración de los derechos humanos es un rasgo del capitalismo da pie a que seas criminalizado, mancillado, vapuleado y humillado, en definitiva, debes ser reprimido. Contra el pensamiento único no caben voces disidentes.

El derecho de opinión en este país no debería estar penado, los ejemplos que hemos puesto demuestran que sí lo está. Disentir puede salir caro, bien porque la justicia actúe sobre ti o bien porque recaiga sobre ti todas las iras de los medios de manipulación de masas.

Willy Toledo ha expresado su opinión y lo ha hecho basándose en ese principio de libertad de expresión que además (y es un derecho) puede ser disidente con lo establecido. Willy Toledo debe ser soberano para disentir, pero para algunos sólo ellos son titulares de ese derecho y quien lo ejerza contra los cánones que ellos mismos marcan debe ser reprimido. La represión se puede ejercer por varias vías, mediante la criminalización (contra Willy, contra Cuba, contra el comunismo, contra el ecologismo, contra el movimiento republicano, contra la izquierda abertzale, etc…), mediante la denuncia en Tribunales (heredados del franquismo), mediante la ilegalización, etc… en definitiva mediante la persecución a través de medidas coercitivas y disuasorias para que no se ejerza la disidencia.

Eres libre pero atente a las consecuencias

La hipocresía de los medios y la represión en Cuba

Titular de la noticia del diario Público: “La policía cubana asedia el último adiós a Zapata

Foto que ilustra el reportaje:

Pie de foto: Un opositor cubano entra en la sala donde se mantenía el velatorio por Orlando Zapata, muerto tras pasar 86 días en huelga de hambre en prisión. – franklin reyes / ap

—————

Que alguien me explique la contradicción entre el titular y la foto, porque yo no lo pillo. Si nos hablan de la represión, que leyendo la crónica debió ser dura y canallesca, digo yo que para las incrédulas como yo, nos podía haber puesto alguna foto de la misma ¿no? y no a un ciudadano entrando tranquilamente en un recinto con pancartas que honraban al muerto.

Haidar y el principio de injusticia universal

Hoy nos enteramos que justo un mes más tarde de entrar en vigor la ley que suprime el principio de justicia universal en España, la activista saharaui que lleva 19 días en huelga de hambre, es su primera víctima. El Juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ve indicios de delito de lesa humanidad en la actuación de Marruecos contra  Aminatou Haidar pero muestra su incompetencia para juzgarlos tras la entrada en vigor de dicha ley.

Esta ley, que suprimer el principio de justicia universal en nuestro país, fue fruto de un pacto entre el PSOE y el PP para impedir que la Audiencia Nacional juzgase un bombardeo de Israel sobre Gaza en el año 2002. También se pretende con esta reforma evitar que los presos de Guantánamo que sean traídos a nuestro país puedan denunciar a los USA por vulneración de los Derechos Humanos.

Aproximadamente unas 90 organizaciones proderechos humanos firmaron un manifiesto en contra de esta reforma legislativa, advirtiendo que actualmente estaban en España 13 casos abiertos acogidos a este principio, entre ellos el genocidio de Guatemala.

La reforma fue una propuesta del PP apoyada por el PSOE, PNV y CIU ante la que se opuso radicalmente IU. La nueva ley deja desprotegidos a todos aquellos que pidan asilo político en nuestro país ya que limita la justicia sólo para aquellos delitos que se hubiesen producido en España o cuyas víctimas sean españolas y se la deniega a aquellos que pese a residir en nuestro país no sean españoles.

Haidar se convierte así, en una doble víctima de las políticas reaccionarias españolas.