Archivo de la etiqueta: PSOE

PP, PSOE y desahucios

Democracia representativa:

Sistema en el que el pueblo cede su soberanía a unos representantes para que defiendan sus intereses en el Parlamento. El poder radica en el pueblo y quienes lo ejercen lo hacen mediante delegación.

Despotismo:

Sistema absolutista y patenalista en el que un grupo de personas gobiernan encomendándose sólo a la razón y los intereses de su clase estamental. Su lema  “todo por el pueblo, pero sin el pueblo”

Antecedentes:

Las personas desahuciadas hace años se constituyeron en Plataforma, La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), ante su situación de vulnerabilidad, la indefensión ante los bancos y la negativa del PSOE y el PP a solucionar el problema. La PAH ha conseguido mediante la acción social parar más de 500 desahucios, alquileres sociales y dación en pago para numerosas familias. Actualmente mantiene la recogida de firmas para una Iniciativa Legislativa Popular con la que se quiere regular por ley  lo que mediante la protesta y negociación están consiguiendo para casos puntuales. Piden que se aplique la retroactividad de la dación en pago en todos los desahucios.

Titulares:

El PSOE y el PP se reúnen  para solucionar el problema de los desahucios.

Noticia:

El PSOE y el PP no se reúnen con la PAH para solucionar el problema de los desahucios, lo que lleva a la conclusión de que quieren solucionar el conflicto social provocado por los desahucios pero no el problema de las personas desahuciadas o en vías de estarlo.

Pregunta:

¿En qué sistema político estamos?

Anuncios

Yo hago huelga

No necesito convencerme ni nadie me va a convencer de lo contrario. Ni el dinero que me descuenten, ni las posibles represalias en mi empresa, ni las razones que ha pretendido esgrimir el PP en su vídeo a cuenta del estado, nada va a hacer que cambie de idea.

Esta huelga es necesaria.

Nos lo van a quitar absolutamente todo, todo lo que se aglutina en los manidos derechos conquistados que estos días tenemos hasta en la sopa. Nos quitan la estabilidad en el empleo. Nuestro despido es ya libre y casi gratuito. Nuestras condiciones laborales ya no están sujetas a la negociación colectiva, por lo que los convenios de empresa dejan de ser de aplicación. Las modificaciones de la relación laboral pasan a ser una decisión unilateral del empresario. Los EREs ya no van a necesitar de un acuerdo con la representación de los trabajadores. Es la empresa quien los plantea, quien los decide y quien los ejecuta a 20 días por año trabajado.

Y esto lo se no porque me haya leído la reforma laboral, ni siquiera el informe que con mimo suele hacer la Fundación Primero de Mayo. Lo sé porque ya se está aplicando en mi entorno familiar y podría decir que laboral.

Lo sé porque a un conocido le llamaron para decir que o se iba a Huesca al día siguiente o bien se iba a la calle. Tenía que decidirlo en ese momento. La elección no era difícil. Lo sé porque tengo un consultor asignado que en su empresa están aplicando un ERE. Ha mermado sus beneficios y la anterior reforma del PSOE ya se lo permitía. Están llamando por megafonía a cada una de las casi trescientas personas que se van a la calle. Por megafonía para que el resto se entere, lo sepan y piensen que pueden ser ellos y ellas los siguientes. Así, por megafonía, con chulería, para que sepan quien es el que manda y sepan quienes los sometidos.

Voy a hacer huelga porque hoy les pasa a ellos en sus empresas, pero mañana tal vez sea la mía la que active la megafonía y en ese caso me gustaría que alguien se solidarizase con ese terror que infunden, con mi inseguridad, con nuestros miedos.

 

El Hundimiento de Mariano Rajoy

Extremadura

Bueno, pues creo que toca pronunciarse sobre la posición de IU-Extremadura, entre otras cosas, porque mi posición ha creado cierta controversia.

Al contrario que la mayor parte de personas de mi Asamblea, no me ha gustado la postura que se ha tomado en Extremadura por parte de IU, eso no quita para que critique los intentos de criminalización que por parte de algunos medios y del PSOE se está haciendo de la organización.

No me ha gustado de IU-Extremadura:

1.- Porque entiendo que a las personas que militamos en una organización se nos debe exigir cierta disciplina con las decisiones que se adoptan por mayoría. En los órganos de dirección se pueden mantener posturas distintas, incluso enfrentadas, pero cuando la decisión está tomada debemos ir todos a una con lo que se haya adoptado. Es lo que se denomina acatar decisiones. Afortunadamente no todos debemos pensar lo mismo, pero cuando militamos en una organización se debe exigir respeto a la misma, de lo contrario dejaría de ser una organización y pasaría a ser otra cosa.

2.- Me parece una posición egoísta y poco responsable adoptar decisiones pensando sólo en tus propios intereses y más cuando esa decisión se adopta en nombre de una organización.  Y me parece mucho más egoísta e irresponsable no medir y analizar las consecuencias que pueda traer para el resto.

3.- La izquierda debemos ser ejemplo de tener una vocación volcada en los demás, y “ese demás” siempre irá encaminado al bien general, incluido el de tus propios compañeros.

4.- Vale que el PSOE y el PP hoy en día es lo mismo. Vale que la única línea que separa el uno del otro es su historia. Los dos son partidos liberales, el primero con una tendencia un poco más social que el segundo, pero no se nos debe olvidar que el PP nace de la línea dura del fascismo franquista y esas connotaciones fascistoides perduran en el tiempo.

No me gusta de quienes le critican:

1.- La defensa que de manera directa e indirecta hacen del bipartidismo al considerar a IU una muleta del PSOE. IU es una organización independiente, no sometida a dictámenes de ningún otro partido político y que tiene el mismo derecho que el resto a actuar como oposición. Ese derecho a ser oposición algunos a IU se lo niegan. Personalmente, si yo quisiera ser PSOE militaría en ese partido, pero ni lo soy ni lo pretendo, por lo tanto exijo y reivindico mi independencia.

2.- Los que critican de manera directa a IU por abstenerse en una votación que ni les va ni les viene deberían pensar que 26 años (creo recordar que esa es la fecha) de mayorías del PSOE son muchos años. El poder corrompe y el absoluto corrompe absolutamente, dicen por ahí. Algo de cierto debe haber en las afirmaciones que hace IU-Extremadura a este respecto.

3.- Los que hablan de la pinza deberían pensar que el PSOE y el PP en Extremadura han pactado los asuntos más conflictivos, entre ellos la no reforma de la ley electoral que impide a IU tener representación si no consigue el 5% en las dos circunscripciones. La última hace escasos meses ha sido pactar una ley de suelo que permite construir en terrenos protegidos. Con esos mimbres es normal que si se les pregunta: ¿a quién prefieres, al PSOE o al PP? Ellos contesten que les da absolutamente igual el uno que el otro, o lo que es lo mismo, que se abstengan a la hora de marcar preferencias.

4.- Los que siguen hablando de la pinza, también se les olvida que el PP necesitará de los votos del PSOE para sacar sus leyes adelante. Y si la historia nos dice que el PSOE y el PP se apoyan mutuamente lo seguirán haciendo en esta legislatura. Al fin y al cabo, no es más que un movimiento entre sillones. La carcasa (y la cáscara amarga) sigue siendo la misma.

5.- La alternancia en el poder forma parte del juego democrático. Quienes la critican deberían entenderlo. El PSOE ha perdido las elecciones y a IU-Extremadura la da lo mismo quien gobierne. No hay nada intachable en su postura.

Eso es lo que opino.

CCOO no es una ONG pero Toxo es mi psicólogo

Pues llevaba yo un tiempo sin publicar y un tanto preocupada por mí, porque pensaba que ya no tenía opinión para nada. Esa falta de opinión se podía traducir en dos cosas, la primera que todo me diese igual (y eso es preocupante) y la segunda es que me estaba desideologizando y por lo tanto, me estaba dejando llevar por ese pensamiento único idiotizante y dominante en el que estamos. Ya fui una vez una pequebú y me estaba reconviertiendo. ¡¡¡Diosssss, que pesadilla más grande!!!

Pero no (¡qué susto!) lo que me pasaba es que estaba en proceso de letargo y más que los aires casi primaverales que se respiran hoy en Madrid, lo que me ha despertado fue una frase de Toxo relativa a la No Huelga General y que pude leer en el facebook de Comisiones Obreras. Toxo, según lo citan, viene a decir lo siguiente: “El Gobierno “se ha metido en un cepo” del que se le debe ayudar a salir “para que no haga daño a la gente y garantizar el futuro de las pensiones”.

Uff, Toxo, el sindicato ayudando al gobierno … para que no nos haga más daño. Menudo escalofrío me entró cuando leí la frasecita, aunque por dentro me alegré, sí señor, por fin alguien me provocaba algo (políticamente hablando, se entiende, porque lo que me provoca Antonio Banderas cuando pienso en él, queda para mis adentros).

Inmediatamente me acordé de una frase que solía repetirme un sindicalista del que guardo un gran recuerdo: “Comisiones no es una ONG, Comisiones es un sindicato reivindicativo y de clase que lucha por la defensa de los derechos de los trabajadores”.

Ahora sinceramente y sin guasa. No entiendo la postura de Comisones Obreras y me defino como una gran defensora de ese, mi sindicato. No entiendo como se puede decir alegremente que hay que gastar recursos para ayudar a un gobierno que lleva a la práctica políticas liberales que decapitan a la clase trabajadora. Yo ayudo a mis amigos pero no a mis enemigos que me están dando puñalada tras puñalda. No tengo complejo de santa. Lo siento. Y si se caen no seré yo quien les ayude a levantarse (que me temo es por donde van los tiros) porque se que me la van a clavar cuando tengan la más mínima oportunidad. Y sus puñaladas no son muy distintas a las del PP ¿sabes Toxo? aunque el puñal sea de distinto color. Es un puñal, al fin y al cabo, y ya son muchas las puñaladas.

No Toxo, no. Comisiones no está para ayudar al gobierno a recuperar una ideología que hace años perdió. El PSOE ha elegido su camino, que es el de los mercaderes y no debemos ser nosotros quienes nos desgastemos en abrirles los ojos para llevarlos por la senda correcta. No podemos resignarnos a pensar que nos hemos quedado para eso… el desgaste no merece la pena, porque nos fagocitarán, como casi lo han hecho.

Con actitudes como esa el sindicato cada vez se sitúa más lejos de la base social y de izquierdas que lo sustenta, no de la clase trabajadora de la que ya está muy lejos y  a la que sí hay que ayudar a encontrarse. Y al final CC.OO.. como el PSOE,  se quedará organización, pero sin ideología y fue precisamente esa ideología la que le dio forma. Será una organización de trabajadores y trabajadoras, como puede ser una organización la comunidad de propietarios de mi escalera. Eso sí, vacía de contenido y cada vez más apartada de la clase obrera en la que podría tener su sustento. Se convertirá en un mero gestor de servicios, como pretendía el pelirrojo que hoy está en el Real Madrid.

A algunos los domaron, los domesticaron y se están doblegando solitos. Otros simplemente se dejan.

Sobre primarias y democracia

Se está hablando mucho sobre primarias estos días a propósito de la presentación del candidato del PSOE en Madrid. Desde mi punto de vista ese proceso de primarias, que muchos ven como paradigma de funcionamiento democrático dentro de los partidos, ni ha sido paradigma, ni ha sido democrático. Hemos asistido a la elección de un líder. Simplemente eso. Elección, por otra parte, parecida al sistema de los USA, mercantilizando la política e imponiendo une especie de jugada a dos con la que muchos no estamos de acuerdo.

Como campaña de marketing no ha estado nada mal. Se ha “destapado” al gran tapado que durante estos años ha sido Tomás Gómez, se le ha dado publicidad y parece que ahora sí, se ha legitimado (y con ello a su partido) de cara a la opinión pública.

¿Eso es todo? ¿la democracia consiste en poder elegir entre A  o B, o la democracia es mucho más? Existen dos clases de libertad: la de elección (que es la de los oprimidos) y la de distinción (la de las élites dominantes). Mientras que los primeros sólo eligen entre las opciónes que les fabrican, los segundos tienen la potestad de fabricar esas opciones. Cuando existe este tándem en el que unos pocos fabrican los caminos que deben transitar unos muchos, la democracia como tal, queda en entredicho. Nos creemos libres porque podemos elegir entre Tomás o Trini, pero no podemos decidir que los candidatos sean esos u otros, por lo tanto, el poder queda relegado a un simple acto de decisión entre alternativas marcadas por otros.

Hace un tiempo escribía sobre democracia. Decía que, desde mi punto de vista, la definición de democracia más aproximada al término que conocía era aquella que la veía como un sistema en el que cualquiera podía tener acceso al poder. No creo, ni por lo más remoto, que esta premisa se cumpla en el sistema de primarias que nos han radiado por fases y etapas.

La democracia en los partidos no pasa por la política “de consumo” que nos quieren vender muchos. La democracia en los partidos pasa por el establecimiento de un programa de acción, consensuado, coordinado con los movimientos sociales, participativo y sobre todo, en el que las minorías que sólo tienen posibilidad de elección tengan voz a la hora de confeccionarlo.

Sobre quien debe llevar la voz y defender dicho programa es algo secundario.

También escriben sobre las primarias:

Ya que te van a dar….

Cuando yo me dedicaba a eso de la acción sindical en mi modesta Sección Sindical ideé una campaña de afiliación, que por supuesto, no se hizo efectiva. La campaña consitía en repartir por los centros de trabjo un preservativo y una hoja de afiliación bajo el lema:

“Ya que te van a dar, toma

precauciones. Tú decides”

Con esto de las propuestas del gobierno para sanear la economía (todavía no nos ha dicho la economía de quien quiere sanear) me acuerdo de aquella campaña abortada antes de nacer.  Con medidas como aumentar la edad de jubilación hasta los 67 años y los años de cotización para percibir dicha prestación propuestas por un partido que se dice socialista; y un Partido Popular que viene pidiendo paso que, además, pretende reducir el estado a la mínima expresión, recortar las prestaciones sociales y el despido gratuito, o compramos preservativos o tomamos otras medidas.

No pretendo ser alarmista, pero el Estado del Bienestar se está desmantelando. Se ha ido desmantelando poco a poco y paso a paso y derechos que creíamos intocables están siendo amenazados.

No me quiero ni imaginar lo que pasaría si esta medida propuesta por el PSOE sale adelante. Ya he dicho en otro post que deja a los trabajadores y trabajadoras de cierta edad en una situación de total indefensión ante los mandatos del mercado.

La otra cuestión que está en debate es el despido gratuito, el desmantelamiento del estado y el recorte de otras prestaciones sociales. Debate que de momento asume la derecha, pero que viendo las posiciones del PSOE cada vez más liberales, no debería extrañarnos que también lo asuma.

Como sigan así las cosas en la política, dentro de unos años veremos a una masa de trabajadores, parados de larga duración, de edades comprendidas entre los 50-60 años, sin derecho a prestación por desempleo porque el estado será mínimo y sin derecho a jubilación porque ni habrán llegado a la edad para percibirla ni tendrán los años cotizados.

Eso es lo que nos espera. Así que:

Ya que te van a dar…

toma precauciones

Tú decides