Archivo de la etiqueta: gobierno

CCOO no es una ONG pero Toxo es mi psicólogo

Pues llevaba yo un tiempo sin publicar y un tanto preocupada por mí, porque pensaba que ya no tenía opinión para nada. Esa falta de opinión se podía traducir en dos cosas, la primera que todo me diese igual (y eso es preocupante) y la segunda es que me estaba desideologizando y por lo tanto, me estaba dejando llevar por ese pensamiento único idiotizante y dominante en el que estamos. Ya fui una vez una pequebú y me estaba reconviertiendo. ¡¡¡Diosssss, que pesadilla más grande!!!

Pero no (¡qué susto!) lo que me pasaba es que estaba en proceso de letargo y más que los aires casi primaverales que se respiran hoy en Madrid, lo que me ha despertado fue una frase de Toxo relativa a la No Huelga General y que pude leer en el facebook de Comisiones Obreras. Toxo, según lo citan, viene a decir lo siguiente: “El Gobierno “se ha metido en un cepo” del que se le debe ayudar a salir “para que no haga daño a la gente y garantizar el futuro de las pensiones”.

Uff, Toxo, el sindicato ayudando al gobierno … para que no nos haga más daño. Menudo escalofrío me entró cuando leí la frasecita, aunque por dentro me alegré, sí señor, por fin alguien me provocaba algo (políticamente hablando, se entiende, porque lo que me provoca Antonio Banderas cuando pienso en él, queda para mis adentros).

Inmediatamente me acordé de una frase que solía repetirme un sindicalista del que guardo un gran recuerdo: “Comisiones no es una ONG, Comisiones es un sindicato reivindicativo y de clase que lucha por la defensa de los derechos de los trabajadores”.

Ahora sinceramente y sin guasa. No entiendo la postura de Comisones Obreras y me defino como una gran defensora de ese, mi sindicato. No entiendo como se puede decir alegremente que hay que gastar recursos para ayudar a un gobierno que lleva a la práctica políticas liberales que decapitan a la clase trabajadora. Yo ayudo a mis amigos pero no a mis enemigos que me están dando puñalada tras puñalda. No tengo complejo de santa. Lo siento. Y si se caen no seré yo quien les ayude a levantarse (que me temo es por donde van los tiros) porque se que me la van a clavar cuando tengan la más mínima oportunidad. Y sus puñaladas no son muy distintas a las del PP ¿sabes Toxo? aunque el puñal sea de distinto color. Es un puñal, al fin y al cabo, y ya son muchas las puñaladas.

No Toxo, no. Comisiones no está para ayudar al gobierno a recuperar una ideología que hace años perdió. El PSOE ha elegido su camino, que es el de los mercaderes y no debemos ser nosotros quienes nos desgastemos en abrirles los ojos para llevarlos por la senda correcta. No podemos resignarnos a pensar que nos hemos quedado para eso… el desgaste no merece la pena, porque nos fagocitarán, como casi lo han hecho.

Con actitudes como esa el sindicato cada vez se sitúa más lejos de la base social y de izquierdas que lo sustenta, no de la clase trabajadora de la que ya está muy lejos y  a la que sí hay que ayudar a encontrarse. Y al final CC.OO.. como el PSOE,  se quedará organización, pero sin ideología y fue precisamente esa ideología la que le dio forma. Será una organización de trabajadores y trabajadoras, como puede ser una organización la comunidad de propietarios de mi escalera. Eso sí, vacía de contenido y cada vez más apartada de la clase obrera en la que podría tener su sustento. Se convertirá en un mero gestor de servicios, como pretendía el pelirrojo que hoy está en el Real Madrid.

A algunos los domaron, los domesticaron y se están doblegando solitos. Otros simplemente se dejan.

Anuncios

Razones para la Huelga: Convenios no vinculantes

Una de las reglas del derecho es que una norma de rango inferior no puede rebajar una norma de rango superior. Los acuerdos o convenios de empresa se establecían para ampliar derechos, nunca para reducirlos. Dicho de otra forma, un acuerdo o convenio de empresa no puede reducir lo pactado en un convenio sectorial o en el propio estatuto de los trabajadores. Esto era así por el carácter tuitivo del derecho, que entendía que en el marco de las relaciones laborales el trabajador o trabajadora era la parte débil.

Con la Reforma Laboral se quebranta o viola esta regla. Mediante acuerdos de empresa se podrán modificar determinadas materias recogidas en convenios sectoriales, como jornada, salario, etc… Pero ahí no acaba la cosa, unilateralmente el empresario podrá “descolgarse” de acuerdos pactados que estuviesen en vigor antes de la Reforma Laboral y que no tuviesen la consideración expresa de convenio colectivo.

Por ejemplo, si el convenio de hostelería regula que el salario mínimo de una camarera son 600 euros, el empresario podrá pactar en su empresa que el salario queda reducido a 300 euros. Este acuerdo tendrá validez legal. Ahora piensa en el carácter tuitivo de derecho que contempla que el trabajador está en unas condiciones inferiores en la negociación y piensa también que en muchas empresas no existe representación sindical. Une a ésto los despidos y coacciones que existen en plantillas reducidas cuando empizan a organizarse e intentan hacer elecciones sindicales y los sindicatos “amarillos” que montan los propios empresarios para reducir el impacto del sindicalismo de clase. Súmale que la mayor parte de las empresas de nuestro país son pequeñas empresas que no se rigen por convenios colectivos y sí por convenios sectoriales. Lo que nos queda es un cocktail imposible de digerir.

Otro ejemplo, si mediante acuerdo de empresa y tras muchos meses de negociación y lucha se ha conseguido no trabajar los sábados además de un plus salarial por hijo menor a cargo, con la Reforma Laboral, el empresario podrá “descolgarse” de dichos acuerdos y con ello obligar a la plantilla a trabajar nuevamente los sábados y dejar de hacer efectiva la mejora salarial mediante el plus.

Para que el empresario pueda aplicar de manera unilateral las medidas que mejor representen a sus intereses no es necesario que alegue nada, simplemente conjeturas de futuro (que como ya expliqué en otro post le va dictando su “bola de cristal”) o medidas de mejora empresarial que pueden obedecer únicamente a más beneficios.

La Reforma Laboral establecida mediante Decreto por un gobierno que dice ser socialista y obrero da todo el poder al empresario para hacer y deshacer a su antojo en la empresa y deja al trabajador a merced del éste una vez que la normativa laboral la marca él casi en exclusiva.

En definitiva, la reforma laboral es más liberalismo en tiempo de una crisis provocada por ese mismo liberalismo. Como dicen en mi pueblo: si no quieres caldo aquí tienes dos tazas.

Si te parece estupendo lo que te estoy contando, ya sabes, el día 29 de Septiembre vete a trabajar, de lo contraro: Huelga General.