Archivo de la categoría: El Club de las Canciones

¿Qué le pasa al diario Público con CC.OO?

Público siempre tiene la capacidad de sorprenderme porque nunca soy capaz de adivinar hasta donde pueden llegar. Llevo una temporada observando como intentan invisibilizar a CC.OO de una manera que toca ya lo absurdo.

El pasado día 4 de junio tenían en su portada de la edición digital un apartado sobre la reforma laboral con cuatro titulares que aparecían por este orden:

Los sindicatos preparan la “inevitable” huelga general

Méndez: “Despedir ya es fácil y barato”

UGT considera que se ayuda a la CEOE

¿Hay motivos para una huelga general?

Una noticia sobre sindicatos y dos de ellas específicas sobre la UGT. La sorpresa viene cuando al abrir la noticia sobre “sindicatos” nos damos cuenta de que es una noticia en exclusiva de CC.OO. y que UGT no aparece por allí en ningún lado.

¿A qué viene ese titular que omite de manera descarada al protagonista de la noticia? ¿Por qué en el resto de las noticias habla de UGT y no de “sindicatos”?

Seguro que este intento de invisibilizar al mayor sindicato del país tiene que ver con el conflicto laboral dentro de Mediapro y que CC.OO. lo manifestaba el pasado mes de abril de la siguiente manera en la página web del Sector de Medios de Comunicación:

Lo que apreciamos en CCOO Euskadi es sencillo: el gigante mediático MEDIAPRO, está realizando desde inicios de 2010 una dura restructuración de las plantillas de las empresas que conforman el grupo a base de despidos. Así está ocurriendo en K2000 y en Molinare con sedes en Barcelona y Madrid. Que lo único que busca es la total precarización de las condiciones laborales y no una mejora de la calidad organizativa ni productiva. Que este sector, de por sí denostado e ignorado, durante los últimos años ha crecido al multiplicarse las ofertas de emisión audiovisual, sobre todo las televisivas, que han dejado los pingües beneficios económicos que han permitido en un breve espacio de tiempo convertirse a MEDIAPRO en lo que es hoy en día.

Que MEDIAPRO, en pago a los trabajadores y trabajadoras del sector por promover el crecimiento de su negocio y sus beneficios, está haciendo un esfuerzo considerable por precarizar las condiciones laborales de cara a futuro, cambiando la estabilidad en el empleo por eventualidad, la carrera profesional por incertidumbre y buscando recortes en los derechos laborales.

 

El Club de las Canciones

“Me gusta aunque cuando me enteré de lo que decía, iba contra mis principios” Ni más ni menos. Ese es el tema que nos propone Nynaeve. Vamos, como para meterlo en el título.

Cuando lo leí pensé: “como me quiere la joía, ha hecho un tema a mi medida”. Sí, sí, porque una no sabe inglés, así que puedo poner cualquier canción que me guste y por el mero hecho de ir en inglés ya va contra mis principios.

¿Qué no sabes inglés? es una de las preguntas que me suele hacer la gente que me conoce, junto con la otra tan manida de ¿que no tienes carnet de conducir? joé y hasta hace dos días por no tener no tenía ni el DNI.

Pues no, no sé inglés y la explicación es muy sencilla. A principios de los años 80 el idioma que se estudiaba era el francés. Y como soy de un pueblo pequeño y no había mucho dinero para reforma educativa en el cole sólo había una clase de inglés y dos de francés. Eso fue en 6º de EGB y continúe con mi francés en el instituto. (No, no me cambiaron a otro cole porque no había más, de hecho en ese cole nos concentrábamos los alumnos de varias localidades, ya te he dicho que mi pueblo era pequeño)

Después, ya en la universidad, cuando estaba la euforia del inglés y todo el mundo se iba a trabajar (y a beber pintas) en verano a Dublín, yo me hice una joven revolucionaria, antisistema y radical de izquierdas. ¿qué yo iba a estudiar el idioma del imperio? ¿que yo iba a contribuir a la creación de un mundo globalizado que estaba explotando a los pueblos más oprimidos? ¿que yo me iba a dejar llevar por los mandatos capitalistas estudiando el idioma de los negocios?  ¡Vamos, ya, faltaría más, una tenía sus principios!

Ahora sigo siendo más marxista que antes, digo ésto, porque si me sigue gustando Karl, también me he imbuido dentro de la filosófía de Groucho, así que, “estos son mis principios, si no te gustan tengo otros para cambiarlos”. Y como no me gustaban mucho intenté cambiarlos y estudiar inglés. 

En fin, cerrando los ojos y la mente, intenté ponerme al día en eso del idioma de los negocios, del imperio y del mundo capitalista. Pero no tenía muchas pelas (vamos, que siempre fui una estudiante pobre que se sacó la carrera trabajando) e intenté desanalfabetizarme comprándome un curso de inglés por correspondencia y que mi chico me diera clases. Después he querido engancharme a algún curso en el trabajo, etc… pero todo con unos resultados lamentables.

Conclusión: Renuncié a mis principios y sigo sin saber inglés. Algunas veces me planteo que para llegar a la misma situacion de partida no hacía falta dar tantas vueltas.

Después de este lío para intentar justificar porqué a estas alturas de siglo una mujer profesional y con estudios universitarios no sabe inglés (es lo que, según todo el mundo, no se entiende) vamos a poner un poco de música:

De Bob Dylan una de mis canciones favoritas:

Man Gave Names To All The Animals

NOTA: Además de no saber inglés, de no tener carnet de conducir y de hasta hace dos días no tener DNI, soy una torpe con estas cosas, por lo que si quieres escuchar la canción (algo muy recomendable) deberás pinchar en el enlace.

Y de Wilco, otro de los grupos que me encantan:

El Club de las canciones. La Hipocresía.

Hoy Lola nos propone hablar de la hipocresía a través de la música. Como es sabido que yo no desaprovecho la ocasión para hacer crítica social, hoy voy a hablar de los Chikos del Maíz y la hipocresía pepera (o hipocresía de la caverna mediática).

Pues bien, no sé si lo sabes que en esta nueva cruzada que han emprendido los libertadores del pueblo (o sea, el PP) por el respeto a los derechos humanos, han arremetido contra los Chikos del Maíz, grupo valenciano (al que no sigo) y que en este mundo al revés entra dentro de lo políticamente incorrecto.

El PP sevillano ha querido prohibir un concierto de este grupo en una fiesta republicana alegando que son proetarras. Seguidos por su fiel trovador Francisco José Alcaraz (el peluquero que, como dice un amigo, dejó de cortar el pelo para tomárnoslo a todos) como representante de la asociación que montó cuando le echaron de la AVT, presentó una denuncia contra el grupo en la Audiencia Nacional (la que está juzgando a Garzón por juzgar los crímenes del franquismo) ¿Qué querían con eso? Lo desconozco pero estos chicos han recibido amenazas de muerte por los modélicos pacifistas de la derecha y hoy tienen que actuar con escolta policial en Sevilla.

Así que, esta canción y el post van dedicados a esos hipócritas de la derecha, a los que mientras nos hablan de libertades quieren prohibir lo que no les gusta utilizando las tácticas más rancias y cuarteleras, a los que nos hablan de vida mientras a sus espaldas tienen a un millón de muertos por la guerra de Irak, a los que nos hablan de democracia y vivieron con placidez del franquismo, a los que apelan a la moral en política y tienen como ejemplos a Camps, Bárcenas o Fabra.

En fin, a todos esos hipócritas fascistas que hace 35 años se pusieron una chaqueta de demócratas que se hicieron a medida.

El Club de las canciones: La primavera

Nos propone como tema Cristina para hoy la primavera, porque dice, no quiere hablar de Semana Santa, que ya bastante hablan otros. Hace muy bien, tiene razón y yo la aplaudo. Hoy todos llorando la muerte de dios y seguro que el domingo nos lo vuelven a resucitar. Y otro año los laicos, los aconfesionales, los ateos y los agnósticos a seguir cargando con la penitencia de la cruz que nos han puesto. Porque no nos engañemos, se quitan ellos la cruz y nos la ponen a nosotros.

En fin, la primavera. Los pájaros cantan, las nuebes se levantan, los días son más largos, crecen las flores en los campos, llegan las alergias, te entra la astenia primaveral, te pillas una depre, las vacaciones no llegan, no te libras del jefe, este año no hay puentes y yo sigo jodida con mi hernia.

Pero a pesar de todo eso, a mí me gusta la primavera. Y para celebrar el tema elegido por Cristina, el por qué de su elección y los rayos de sol que entran por mi ventana, sólo voy a poner una canción. No quiero derivar la atención en cosas secundarias. Canción de uno de mis grupos favortios:

The Velvet underground en  “Loves the Sun”

(Disfrútenla ustedes en este día tan maravilloso en el que dios ha muerto).

El Club de las Canciones

Tema complicado el que nos ha propuesto Anna esta semana: “No me gusta pero se me mueven los pies” y digo que es complicado para alguien como yo, que lleva un mes en reposo y más de 5 años sin casi poder levantar los pies del suelo. Aunque, todo sea dicho de paso, a mi pocas cosas me hacen mover, a no ser que sea un buen lema de una  mani o cosas por el estilo y esas cosas me suelen gustar casi todas. También es complicado porque una es muy selectiva con la música, y la que escucho si te mueve algo es el alma y las ganas de cambiar el mundo, pero los pies más bien poco porque escucho cantautores principalmente.

Así que por un momento dejé de pensar en mi y me fijé en mi hada favorita que se pasa las tardes ensayando coreografías. A pesar de los intentos que ha hecho su padre por introducirla en el maravilloso mundo de la ópera (eso dice él) la niña, que tiene criterio propio, se ha decantado por los 40 Principales.

Primero fue Alejandro Sanz del que se enamoró con 4 años cuando lo vio en una marquesina del autobús y con sus ahorros se compró el disco. Después o en paralelo vino María Isabel y su “Antes muerta que sencilla”, canción que me hacía bailar con ella una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez…. hasta que…… ¡oh!… ¿qué le pasó al disco?  

El año pasado nos desayunábamos, comíamos, merendábamos y cenábamos con Carlos Baute y Marta Sánchez con su “Colgando en tus manos”, pero claro, la canción era poco bailable, pero para eso ya teníamos a la inimitable e inconfundible Hannah Montana, ¡esa sí que mola! además viste genial y en realidad es Miley disfrazada para que no la reconozcan sus amigas cuando canta.

[http://www.youtube.com/watch?v=YlmYqQ-sthA&feature=related]

¿y que me dices de high school musical? Además Chad es guapísimo aunque el Troy ese es un pijo.

Hannah y Chad nos gustan tanto que hasta le pedimos a Papá Noel un karaoke para la Play y así poder disfrutarlos en familia.

Ahora andamos por Patito feo y las Divinas, que son lo más de lo más. Todos los días ensayamos un nuevo paso para la coreografía. “Mira mamá que paso me he inventado, dime si te gusta. Pero dime si te gusta más este o el de ayer”.

Con este panorama hasta me estoy olvidando de Silvio Rodríguez … no me vengas con un tango llorón, porque yo neceisto ritmoooooo… no me vengas con un tango llorón, porque es muy fuerteeeeee…