Déjalos que se desgasten …

En mi casa nunca se ha escuchado el discurso del Rey en Nochebuena. Desconozco si era un pacto entre mi abuelo (del PSOE) y mi padre o la idea era de mi padre, el caso es que la tele siempre se apagaba. Son varias las veces que he hablado de mi padre en este blog. Es una persona que aprendió a leer y escribir por su cuenta, pero con la sabiduría que le dio la vida, y la solidaridad y las ideas que se ha ido forjando a través de años de lucha.

Así que, cuando conocí la abdicación del Borbón y sabía que lo iba a pillar en casa, no me pude resistir a llamarlo. Allí estaba él, con 78 años y la espalda machacada por años de trabajo, celebrándolo con un café y un chupito de orujo, porque me dijo, no había vuelta atrás. Estaba feliz y satisfecho. Iba a perder de vista al heredero de Franco. Otro “chupón” más para los que había estado trabajando (es su manifestación marxista de lucha de clases y generación de la plusvalía). Me dijo que había concentración en Ponferrada y estaba feliz ante la idea. Más feliz todavía cuando se enteró que había convocadas manis en toda España no se lo podía creer. La República está cerca.  Ahora o nunca.

Cuando le dije que tampoco nos teníamos que alegrar tanto, que nos iban a poner a Felipe, me respondió con un: “déjalos que se desgasten, total, para lo que va a durar”. Además dice que cuando proclamemos la República ni aviones ni leches, que él se ofrece a sacarlos en carretilla como salieron los refugiados de España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s