#PlenolasRozas. Creamos hegemonía en nuestro modelo de participación y transparencia

Cuando pusimos en marcha este mandato, hace ahora un año, una de las cuestiones clave era la apuesta por una democracia participativa. Para ello se debían canalizar las demandas y nuestra participación se debía limitar a darle voz a las mismas. Nuestro papel en las instituciones sería el de llevar la voz de esa ciudadanía a la que siempre se la niegan. Pese al rodillo del PP, que impone su voluntad confundiendo Ayuntamiento con Equipo de Gobierno y democracia representativa con dictadura de la mayoría, pusimos en marcha nuestra maquinaria, no sólo para favorecer la participación, también para acostumbrar a ella.

En nuestro programa, con el que nos presentamos a las elecciones y que para nuestra organización tiene un valor contractual con la ciudadanía, no encontrarás un apartado específico dedicado a la participación. Se ha integrado ésta en cada uno de los puntos del mismo, porque entendemos que la democracia si no es participativa es sólo un simulacro de democracia. En cada propuesta una forma de ponerla en práctica para que sea el municipio en general y no su representación institucional quienes la materialicen.

Bajo estas premisas, una de las herramientas clave para motivar a la participación era el uso de las redes sociales. Siendo transparentes en nuestras propuestas, en nuestras acciones y acercando la actividad municipal a la ciudadanía conseguiríamos despertar el interés y motivar a la participación. Romperíamos el tabú de considerar a las organizaciones como un ente hermético y abstracto, sólo transparente para comunicar la toma de decisiones e intentaríamos crear sinergias, buscando la cercanía y la cotidaneidad, para la participación.

Para conseguir esto fueron muchas las barreras, dentro y fuera, que se tuvieron que romper. Dentro, porque las propia dinámica de las organizaciones lleva a la creación de pequeñas parcelas o comisiones de trabajo y porque la transparencia que conduce a la participación, en muchos casos, se considera un engorro y un trabajo añadido dedicándole un tiempo del que, al ser pura militancia, no se dispone. Fuera, porque la ciudadanía no está acostumbrada a participar por el mero hecho de que nunca han visto las puertas de las organizaciones abiertas y se produce un cierto recelo cuando éstas se abren. Hoy por hoy, esas cuestiones están parcialmente rotas y cuando surgen se corrigen sobre la marcha.

Teníamos claro que queríamos romper la incercia de una Izquierda Unida burocratizada y jerarquizada, con dinámicas de trabajo poco o nada productivas basadas en la crítica, en la negatividad y en una posición minoritaria sin vocación de gobierno. Le dimos la vuelta. No existe crítica, por nuestra parte, que no lleve una propuesta de mejora. Somos alternativa, nos lo creemos y apostamos por ello. Creamos hegemonía en los Plenos, en las Comisiones y nos plegamos a los deseos del descontento en la calle. Estamos conviertiendo a Izquierda Unida en el movimiento político y social que deseábamos.

La propuesta de trabajo que se ha materializado ha sido fruto del esfuerzo de muchas personas que creíamos en un modelo organizativo mejor, de arduas discusiones,  de propuestas específicas, de deseos materializados sobre papel, de horas de trabajo. Se tomó lo mejor de cada uno y socializamos las aportaciones indivuales que fueron asumidas por la organización como propias. Rebeca Ruiz y  Fernándo Jiménez fueron las personas que más apostaron por este modelo. Cada uno aportando en su plano de conocimiento. Rebeca aportando y editando un programa que hoy es modelo en nuestra casa. Evitando contradicciones programáticas, radicalizando propuestas y moderando el uso de nuestro lenguaje. Suavizando el continente para darle valor al contenido. Apostando por el uso de las redes sociales y de internet. Modernizando la organización. Fernando haciendo apuestas por las Asambleas Abiertas, por la transparencia como eje de trabajo y por la apertura de la casa. Trabajo le costó, eso sí, que asumiésemos como propio el hashtag #Plenolasrozas. Al final, gracias a su constancia y cabezonería lo hicimos.

Pretendíamos (debido a la nula voluntad del PP de darle voz a la ciudadanía en los Plenos, de retransmitirlos en directo en internet y de hacerlos en horario que fomentase la participación) hacer llegar lo que se “cocía” en esos Plenos a las personas que estuviesen interesadas en saber lo que pasa en su municipio. Twitter era la herramienta y así lo hicimos. Fernando empezó a retransmitirlos bajo la etiqueta de #Plenolasrozas y el resto de personas conectadas le hacíamos los coros. Popularizamos su uso y se consiguió que el resto de partidos políticos siguiesen nuestra estela. Las personas que quisieran lo podían seguir en directo o pinchar en la etiqueta para ver lo que había pasado. No es el modelo ideal de participación, pero sí el mejor que teníamos en nuestras manos para acercar las instituciones al pueblo. Lo conseguimos.

En el último pleno celebrado el miércoles 25 de Abril, fuimos TT en Madrid, es decir, uno de los hashtag más seguidos y más participativos en la Comunidad de Madrid. Eso significa varias cosas:

  • Son muchas las personas que se interesan por saber lo que pasa en su municipio, pese a lo que diga el PP y otros partidos.
  • Son muchas las personas que reclaman un modelo participativo pese a las trabas que pone el PP.
  • Son muchas las personas que quieren conocer otra opinión que no sea la del equipo de gobierno que monopoliza los medios de comunicación institucionales sin dar cabida a otras voces.
  • Que nuestro modelo de participación y transparencia cala, y cala porque está hecho por y para la ciudanía, sin despotismo, con humildad, cotidaneidad y cercanía.

La inercia de la participación ya se ha puesto en marcha… es  imparable.

2 Respuestas a “#PlenolasRozas. Creamos hegemonía en nuestro modelo de participación y transparencia

  1. Recuerdo especialmente el último Pleno, cuando dejasteis en evidencia a un PP déspota y desconectado de la ciudadanía. Gente a la que sacas de su círculo de palmeros y se encuentra totalmente perdida.
    Siempre he dicho que las redes sociales son enemigas de la estrategia y amigas de la actitud: si intentas deliberadamente convertirte en trending topic no lo conseguirás, pero si eres sincero, honesto y comunicativo y si apuestas por escuchar a los demás tú también serás escuchado y tenido en cuenta. Izquierda Unida es una organización llena de gente honesta, pero que hasta anteayer tenía miedo. Miedo porque aquí todos dedican su tiempo libre a la causa (que, con las jornadas laborales españolas, suele ser poco) y no están las cosas como para que encima los enemigos aprovechen la confianza concedida y se dediquen a “trolear” al personal con mucho cinismo y pocos escrúpulos. Pero no está el mundo lleno de enemigos: todo lo más, trabajadores muy puteados que están empezando a despertar de su desclasamiento. Cada vez más, el PP y sus marcas blancas que utilizan el rojo, desleído o no, como color corporativo, representan a una minoría. IU es el partido de la mayoría y, poco a poco, mucha gente empieza a darse cuenta. Tan solo hace falta eliminar la tentación de la estrategia y seguir con la misma actitud honesta y comunicación centrada en los hechos más que en los lemas.
    Esto no es producto del trabajo de uno o dos, sino de los principios y valores del grupo.
    Felicidades.

  2. ¡Uy, pero qué cosas más bonitas escriben las compañeras!
    Con compañeras como vosotras, la verdad, es que es todo muy fácil.
    Besos rojos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s