Zapatero: A mi no me dice nada

La remodelación del gobierno de Zapatero que tanto ha dado que hablar ayer y lo está dando hoy, a mi no me dice nada. Bueno, algo si, caras nuevas (y no tanto) para viejas políticas liberales, distintos perros con el mismo collar, lavado de imagen o salsa rosa de la política. Es lo que me provoca.

Me diría algo cuando todos ellos empezasen a hablar de la dictadura de los mercados que implícitamente reconocen cuando afirman: “no nos queda otro remedio cuando nos vemos obligados a aplicar estas políticas”. Me dirá algo cuando retiren la nefasta reforma laboral que facilita el despido y deja a la clase trabajadora a merced del empresario con una base legal basada en meras conjeturas.

Me dirá algo cuando empiecen a hablar del aumento de la pobreza en nuestro país (sólo en Madrid se estima que hay un millón de pobres, según CC.OO.) y de la creación de políticas que eviten la desprotección de las personas y la exclusión social. Me dirá algo cuando empiecen a analizar los sectores con más riesgo, como mujeres e inmigrantes y a legislar políticas sociales que los vuelvan a dotar con derechos de ciudadanía.

Me dirá algo cuando empiecen a sentir como suyos los dramas de los cientos de personas que se juegan la vida (o que directamente la pierden) en una patera y derriben las barreras burguesas y físicas que han construido para que esos dramas no nos lleguen. Me dirá algo cuando empiecen a dejar de considerar a las personas como “ilegales” por su mero lugar de nacimiento o procedencia. Me dirá algo cuando empiecen a tratar a los humanos como seres humanos y no como meros portadores de papeles de identidad. Me dirá algo cuando dejen de ingresar a las personas en cárceles, privándolas de libertad, por el mero hecho de no haber nacido en nuestro país. Me dirá algo cuando llamen a las cosas por su nombre, las cárceles son cárceles y no “centros de internamiento de extranjero” por mucha segregación de “delitos” que haya. Me dirá algo cuando las personas por motivo de su nacimento o procedencia dejen de ser ilegales y por ende delincuentes.

Me dirá algo cuando dejen de tratar a las personas paradas como “vagos y maleantes” y empiecen a hablar de los dramas que se esconde tras cada caso. Cuando legislen para que las familias no queden desahuciadas por la política especulativa de bancos y fortunas y tengamos derecho a un principio tan fundamental como es el de una vivienda digna.

Me dirá algo cuando empiecen a considerar que el medioambiente es una pieza más de las condiciones de trabajo con efectos no sólo para la salud de los trabajadores, también para el resto de la población,  y por lo tanto, hay que velar por él. Me dirá algo cuando no tengan ningún miedo en reconocer que los atentados contra el medioambiente son producto de nuestro sistema de explotación capitalista. Me dirá algo cuando se empiece a penalizar a las empresas con siniestralidad laboral y las administraciones públicas no sigan contratando con ellas.

En definitiva, me dirá algo cuando la supuesta izquierda empiece a hablar como izquierda, cuando empiece a promover lo social por encima de lo material o monetario y cuando se deje de mercantilizar la política. Mientras tanto, las nuevas caras del Gobierno, es sólo eso, una campaña de márketing sin ningún calado político.

Una respuesta a “Zapatero: A mi no me dice nada

  1. Pingback: Tweets that mention Zapatero: A mi no me dice nada | Cuando murió el vino -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s