Mina San José: terrorismo empresarial

Después de todo lo que se ha dicho estos meses de los mineros, parece que muchos se olvidan de -o lo pretenden- que lo que pasó en la mina San José fue un accidente laboral, fue el producto de la especulación sin límites y las consecuencias de lo poco que importan para algunos las vidas humanas. Lo que pasó en la mina San José fue terrorismo empresarial.

Decía Piñera, autoproclamado emperador de la salvación, que el rescate de los mineros había costado millones de euros pero que a él no le importaba. Lo que se le olvida a este hombre es que todo eso se hubiese evitado si los estados legislasen sobre prevención de riesgos laborales y pusiesen todos los medios para cumplir dicha legislación.

La Confederación Sindical Internacional, con motivo del 28 de Abril, día internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo, nos alertaba  de que “en los informes más recientes se señala que cada año se registran unos 360.000 accidentes mortales en el lugar del trabajo y casi dos millones de enfermedades profesionales mortales. Cada día más de 960.000 trabajadores resultan lesionados en accidentes de trabajo y fallecen en promedio 5.33o trabajadores y trabajadoras como consecuencia de enfermedades relacionas con su actividad profesional”. 

Recordemos también, que se eligió el 28 de Abril como día internacional de la Salud Laboral, porque fue precisamente esa fecha en la que 78 mineros de Virginia (EEUU) murieron en un accidente laboral.

Un accidente laboral que sepulta a 33 personas a 700 metros de profundidad sin salida posible, porque no se habían habilitado las medidas preventivas necesiarias, tenía que haber servido para denunciar la falta de seguridad en nuestros locales de trabajo y los costes adicionales (además de los humanos) que origina esa escasa o nula política prenventiva. El accidente en la mina San José tenía que haber servido para denunciar que en las empresas se presupuestan vidas como se presupuestan ladrillos y tenía que haber servido para denunciar que muchas enfermedades que surgen a consecuencia de las malas condiciones en el trabajo, como las secuelas que seguramente les queden a los mineros, no son consideradas enfermedades profesionales.

Lo sucedido en la mina San José no fue un milagro, lo sucedido en la mina San José fue producto de ese terrorismo empresarial que se cobra millones de vida en el mundo todos los años y los mineros chilenos son sólo unas más de sus víctimas.

Una respuesta a “Mina San José: terrorismo empresarial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s