Sobre primarias y democracia

Se está hablando mucho sobre primarias estos días a propósito de la presentación del candidato del PSOE en Madrid. Desde mi punto de vista ese proceso de primarias, que muchos ven como paradigma de funcionamiento democrático dentro de los partidos, ni ha sido paradigma, ni ha sido democrático. Hemos asistido a la elección de un líder. Simplemente eso. Elección, por otra parte, parecida al sistema de los USA, mercantilizando la política e imponiendo une especie de jugada a dos con la que muchos no estamos de acuerdo.

Como campaña de marketing no ha estado nada mal. Se ha “destapado” al gran tapado que durante estos años ha sido Tomás Gómez, se le ha dado publicidad y parece que ahora sí, se ha legitimado (y con ello a su partido) de cara a la opinión pública.

¿Eso es todo? ¿la democracia consiste en poder elegir entre A  o B, o la democracia es mucho más? Existen dos clases de libertad: la de elección (que es la de los oprimidos) y la de distinción (la de las élites dominantes). Mientras que los primeros sólo eligen entre las opciónes que les fabrican, los segundos tienen la potestad de fabricar esas opciones. Cuando existe este tándem en el que unos pocos fabrican los caminos que deben transitar unos muchos, la democracia como tal, queda en entredicho. Nos creemos libres porque podemos elegir entre Tomás o Trini, pero no podemos decidir que los candidatos sean esos u otros, por lo tanto, el poder queda relegado a un simple acto de decisión entre alternativas marcadas por otros.

Hace un tiempo escribía sobre democracia. Decía que, desde mi punto de vista, la definición de democracia más aproximada al término que conocía era aquella que la veía como un sistema en el que cualquiera podía tener acceso al poder. No creo, ni por lo más remoto, que esta premisa se cumpla en el sistema de primarias que nos han radiado por fases y etapas.

La democracia en los partidos no pasa por la política “de consumo” que nos quieren vender muchos. La democracia en los partidos pasa por el establecimiento de un programa de acción, consensuado, coordinado con los movimientos sociales, participativo y sobre todo, en el que las minorías que sólo tienen posibilidad de elección tengan voz a la hora de confeccionarlo.

Sobre quien debe llevar la voz y defender dicho programa es algo secundario.

También escriben sobre las primarias:

5 Respuestas a “Sobre primarias y democracia

  1. Pingback: Tweets that mention Sobre primarias y democracia | Cuando murió el vino -- Topsy.com

  2. para entendernos, los militantes de base de IU, es decir, los oprimidos, perteneceriamos a la categoría A, que quizás un día pudiésemos elegir -como lo ha hecho el PSOE- entre los líderes que nos fabrican.

    La dirección de IU, por su parte -toda corriente, torrente, etc- pertenece a la clase B, la de la distinción, los que tienen potestad de fabricar las opciones.

    joé qué panorama más negro.

    saludos.

    • Lo que tú argumentas sería la política de consumo, el marketing. Lo que yo digo es que cuando el programa es participativo y representativo, el líder, es lo de menos porque no es más que un producto para el merdado de votos. Y sí, el debate en IU-Madrid, como en el resto, fue más o menos. En IU-Madrid se resolvió en Consejo Político (creo que ese era el órgano, que no estoy yo puesta en esas cosas), previa decisión en las Asambleas de base. La opción era A o B, o al menos ahí se centró el debate. Más de lo mismo.

  3. Empezaba a pensar que era un bicho raro con relación a esto de las primarias, pero veo que no. Estoy de acuerdo contigo, a mi todo esto no deja de parecerme un nuevo circo mediatico, nos engañan diciendonos lo democraticos que son permitiendo a las bases decidir cual va a ser el candidato, pero a este nos viene dado, o A o B, no hay más alternativa, no existe diversidad de opciones, solo telemarketing para lavar la cara, ante la duda de que se impongan ciertos criterios, así parece que quien manda es el grupo, cuando la realidad es que se le limita la elección.
    De democracia, solo los titulares me temo, y jugando con el modelo USA, que queda muy bien ante los medios pero para nada beneficia al electorado.
    Un bico guapa.

  4. De acuerdo con todo lo que dices, aunque también hay que decir que es menos democrático que el candidato lo nombre alguien por encima a dedo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s