Parece que hubo huelga

Pasó la huelga pero no la resaca de la misma. Ayer fue un día no sólo para recordar, también para analizar. Muchos trabajadores y trabajadoras secundaron la huelga y menos pero en número considerable, salieron a la calle para visibilizarla.

Ayer CC.OO se atrevía a adelantar los datos de seguimiento de la huelga mediante un muestreo realizado en 1.000 empresas de más de 250 trabajadores, lo que se conoce como la gran empresa. El seguimiento del muestreo fue significativo, más del 70% de los trabajadores de esas empresas secundaron la huelga general. Como ejemplo Telefónica, hoy leía que el 70% de la plantilla dijo No a las políticas liberales del gobierno, no me he guardado la fuente, pero no era sindical.

Otros indicadores, más allá del recuento sindical en las empresas, es el consumo energético. La medición de este dato es interpretativa porque como todo, es un criterio subjetivo. Realmente hubo una caída del consumo real respecto al previsto situándose en unos niveles algo superiores a un festivo e inferiores a un día normal. Se supone que un domingo las instalaciones industriales y empresariales están cerradas, pero cuando se analiza este dato no se advierte que esas instalaciones se abren un día de huelga para los servicios mínimos por lo que el consumo en luz, aire acondicionado, etc… sigue siendo el mismo que en un día normal.

Entiendo, y esto si que es algo totalmente subjetivo, que para conocer el impacto de la huelga, habría que ver la diferencia entre el consumo de un día festivo y el miércoles anterior a la huelga, esto es el día 22, y compararlo con la diferencia del consumo real entre el 29 y el ese día festivo. Es decir, entiendo que hay un consumo estable, que es el de un festivo, que varía durante el resto de la semana en función de la producción empresarial e industrial. Pues bien, según mis cálculos, el día de la huelga hubo una demanda energética en la industria y en las empresas un 60% inferior a la del miércoles de la semana anterior o lo que es lo mismo, el día 29S se consumió sólo un 40% de lo que se hizo el día 22S respecto al domingo . Huelga, por lo tanto, hubo.

Decía que este dato no es objetivo por varios motivos. El primero el ya citado, y es que las empresas siguen abiertas para los servicios mínimos y los trabajadores no huelguistas. Ponía antes el ejemplo de Telefónica, pues bien, la operadora tiene repartidos a sus empleados en multitud de edificios por toda España. Esos edificios han seguido generando el mismo gasto que un día normal, a excepción del consumo de ordenadores. Tampoco es objetivo porque hay sectores que no se pueden medir por este dato, como transporte, limpieza, recogida de basuras, etc… y hay otros que quedarían excluídos de la medición como por ejemplo hostelería, hospitales, etc…

Lo cierto es que el impacto de la Huelga General fue visible. Los periódicos adelgazaron a la mitad sus páginas y optaron por distribuirlos gratuitamente en internet. Telemadrid y Canal Sur no emitieron programación en todo el día y en las del resto la programación fue enlatada. CC.OO  sitúa el seguimiento de la huelga en Madrid en Prensa en un 61% y en un 70% en Radio y Televisión. Todo apunta a que huelga hubo.

Claro que los partidarios del “NO” … No al aborto, NO al divorcio, NO a la ley de matrimonios homosexuales y ahora NO a la Huelga General intentan hacernos ver que ese día fue un día normal y toman para ello como referencia lo que hizo el tendero, el carnicero de la esquina y el hostelero de su calle, entre otras cosas, porque los pequebús no suelen ver mucho más allá de lo que pasa tras sus narices. Lo que no nos dicen, y tampoco lo sabremos nunca, es lo que hicieron de caja los establecimientos que estaban abiertos. Sería otro de los indicadores para conocer el seguimiento de la huelga. Darlo, no les interesa.

Tampoco es que se aclaren mucho porque su discurso es contradictorio. Unos dicen que hubo huelga pero gracias a la acción desalmada de los piquetes informativos. Otros, al estilo urdaciano, intentan negar lo evidente y aseguran que no hubo huelga y alguno que otro se atreve a insinuar que fue una huelga pactada entre gobierno y sindicatos.

Lo que no quieren ver, porque no les interesa, es que hubo un gran seguimiento de la huelga y no sólo en los sectores más combativos, esto es, en los de cuello azul. También los de cuello blanco pararon masivamente como indican los datos que publica CC.OO. y que puedes ver pinchando aquí.

La visibilidad del seguimiento de la huelga se pudo ver en las manifestaciones que recorrieron las ciudadades. La más emblemática, sin duda, la de Madrid.  Me decía hoy un amigo del sindicato que si hubiese salido de piquete la misma gente que salió de manifestación, no sólo se hubiese parado Madrid hubiésemos parado el mundo. Lo cierto es que esa manifestación no sólo significó la visibilidad del descontento, significó también la unidad del movimiento obrero contra el liberalismo. Representa un muro de contención contra las políticas liberales que se están haciendo, un potente e infranqueable muro difícil de traspasar. Como alguien gritó ayer:

¡Viva la unidad de los trabajadores! ¡Viva la huelga del 29S!

Una respuesta a “Parece que hubo huelga

  1. Pingback: Tweets that mention Parece que hubo huelga « Cuando murió el vino -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s