Huelga en la minería del carbón

Pues sí, como dice Antonio Rodríguez en el comentario que ha dejado en el post anterior a este “A veces se nos olvida que en España también hay mineros en el fondo de la mina que luchan por sus derechos”.

Ahora mismo los mineros de las cuencas leonesas lo están haciendo mediante una huelga que afecta a las dos principales empresas mineras de la zona y que es probable que se extienda mediante huelga general a todo el sector. La principal reclamación es el pago de las dos últimas nóminas que los empresarios Viloria y Victorino Alonso no han hecho efectivas.

Recordemos que tanto Viloria como Alonso son los dos únicos empresarios (y más importantes de la zona) que no han hecho frente al pago de los salarios y que son los únicos que alegan problemas de liquidez. ¿Por qué ellos tienen problemas de liquidez frente a otros que no los tienen y han recibido igual o las mismas subvenciones? Los motivos pueden ser diversos podríamos pensar que con el impago de las nóminas lo que pretenden, presuntamente, es poner a los mineros en pie de guerra y así forzar al gobierno a seguir dando subvenciones a fondo perdido al sector del carbón. Victorino Alonso parece un experto en ello como puede leerse en wikipedia:

“Una de las actitudes más censuradas del Grupo Alonso es la de no pagar las nóminas de los obreros hasta no recibir las ayudas pactadas con la administración. En enero de 2010 el Consejo de Ministros autorizó la concesión a Unión Minera del Norte de 81,6 millones de euros, y a Coto Minero Cantábrico de 55,2 millones. No obstante, los sindicatos denunciaron que en el plazo de un año, el Grupo Alonso había dejado de pagar hasta en cinco ocasiones a sus empleados, como medida de presión hacia el Gobierno, de quien viene demandando más ayudas. Esta actitud fue considerada un chantaje por parte del Secretario General del sindicato CC.OO., Ignacio Fernández Toxo.

También podríamos pensar que son unos pésimos gestores de sus empresas, incapaces de afrontar las deudas contraídas con los trabajadores y que se traduce en el pago de las nóminas e incapaces de cumplir con una de sus principales obligaciones contractuales: el pago de los salarios. Si además tenemos en cuenta que la minería se nutre principalmente de subvenciones estatales reflejadas en distintas leyes y reglamentos de ayuda al carbón, tenemos que no son sólo unos pésimos empresarios, también son unos pésimos gestores de lo público.

Ante unos empresarios que supuestamente hacen chantaje con el pago de las nóminas a sus obreros y que no saben gestionar el dinero público, lo que se debería pedir desde la izquierda es que al frente de las empresas que se nutren de subvenciones estén gestores que puedan ser elegidos como mínimo cada 4 años. Si elegimos al resto de cargos públicos, no es entendible que una parte de nuestro dinero esté gestionado por personajes de dudosa ética.  Lo que tampoco es entendible es que desde la izquierda se caiga en el juego del chantaje empresarial  o contribuyamos a que siga calando el discurso que con poco acierto me hizo un minero: “los empresarios no tienen la culpa, la culpa de que no nos paguen es del Gobierno”.

Tengo mis dudas sobre si la solución en la minería es la aplicación del Real Decreto que regula las ayudas al sector del carbón en España. Sobre lo que no tengo ninguna duda es que su principal problema son los empresarios que gestionan esas ayudas.

Una respuesta a “Huelga en la minería del carbón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s