El espíritu minero

Hay un post que me ha impactado. Fue el que escribió Hugo sobre los mineros que permanecen atrapados en una mina de Chile. Me impactó por dos cosas, la primera, por el acertadísimo análisis que hace sobre el espíritu solidario de los mineros y que les ha permitido sobrevivir este tiempo y la segunda porque yo soy de una cuenca minera y ese análisis me ha retrotaído a mi niñez y juventud.

Para ser exacta, no sólo soy de una cuenca minera, soy nieta de minero, hija de minero, sobrina de minero y prima de mineros. Mis amigos de juventud se jugaban el tipo en la mina y algunos de mis compañeros de clase acabaron ejerciendo esa profesión. La mayoría de ellos hoy prejubilados o dedicándose a otra cosa, porque mineros, en mi zona, ya no quedan. 

Los mineros están hechos de otra pasta. No sólo los mineros, también las familias. Las tragedias en la mina se viven como propias, aunque sean a kilómetros de distancia. En la minería existía un código, cuando un accidente de trabajo se llevaba alguna vida toda la cuenca paraba la actividad ese día en señal de duelo. El silencio y la tristeza se palpaban en el aire. Era un día de huelga por la muerte de un compañero. …

En el Pozo María Luisa, murieron cuatro mineros, mira Maruxina, mira, mira como vengo yo….

Esta canción ha trasladado las barreras de la mina y se ha convertido en un himno solidario y reivindicativo. Porque el espíritu de los mineros en realidad es así, reivindicativo, humano, solidario y de clase que les hace enterder la vida de otra forma, desde una óptica de lo social. No en vano el nacimiento de las Comisiones Obreras se sitúa dentro de una mina y ese movimiento obrero organizado les llevó a una de las principales revueltas antifranquistas, la huelga minera de 1962.

De esas revueltas mi padre tiene no pocas historias porque coincidieron con el escaso tiempo que él trabajó en la mina. Pancartas pegadas al cuerpo porque los registraban antes de entrar en la mina, policías escoltándolos hasta el trabajo, carreras por el pueblo, negociaciones de condiciones laborales en el cuartel de la Guardia Civil y miedo, mucho miedo mezclado con la satisfacción y la adrenalina de saber que se está haciendo historia.

Alguien dijo en cierta ocasión que no es que la izquierda esté perdiendo en las cuencas mineras  lo que ocurre es que ya no quedan mineros. Y ese espíritu minero que tan acertadamente describe Hugo en su post es el que tenemos que recuperar. Ese espíritu solidario, de clase y reivindicativo.

El capitalismo mata, dice Hugo. Y por eso el día 29 hacemos Huelga General como hacían los mineros por el luto del compañero muerto.

Traigo la camisa roja, de sangre de un compañero, mira Maruxina, mira, mira como vengo yo….

4 Respuestas a “El espíritu minero

  1. Santa Bárbara bendita… tralaralará… esa y la planta 14 son dos canciones que me ponen el pelo de punta…

    A mi también me ha encantado el post de Hugo

    Un muaaaaaks

  2. Antonio Rodriguez

    Tienes razón los mineros estan hechos de una pasta especial. Hay que tener mucho cuajo para trabajar a muchos metros de profundiada enuna condiciones infrahumanas exponiendo la vida a diario. Y atrabajar en una condiciones extremas porque los patronos escatiman la inversión en seguridad y solo piensan en el beneficio facil.
    Las mas grandes luchas obvreras en este país han sido protagonizadas por los mineros y es comprensible ya que han tenido que pelear no solo por un salario digno sino por mejorar sus darmárticas condiciones de trabajo.
    Los mineros chilenos estan pasando por uina terrible prueba fisica y siquica, pero a la vez, como digo en mi entrada Atrapados, son también afortunados porque gracias a la tecnología actual van a poder ser rescatados con vida. Porque ¿cuantos mineros habrán muerto porque no se disponiía de la tecnología de rescate adecuada?
    Y derás de esa desgracia vendrán los buitres de los medios de comunicación paa sacar beneficio de la desgracia humana.
    Salud, República y Socialismo

  3. gran entrada, ha sido mucho tiempo sin leerte ¡bienvenida!

  4. Raquel Suero Ordiz

    Un viejín de mi pueblo canta: En el Pozu Mª Luisa, 16 mineros muertos… Luego cuenta quién era cada uno. Pero esa canción se censuró en su día, y se sustituyó por la más conocida de los cuatro… Se cante la que se cante, pone los pelos de punta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s