Cuando los desastres se llaman Rita Barberá

Todos nos conmocionamos ante una riada, un incencio o cualquier otro desastre que asola una población y que deja sin casa a los vecinos. Los desastres algunos son naturales, otros provocados y algunos votados por mayoría. Este último caso es el de Rita Barberá que no tiene empacho alguno en destrozar el barrio del Cabanyal por una ambición urbanística desmedida.

Pese a que hay una sentencia del Tribunal Supremo que paraliza las actuaciones de Rita  ella es más lista que nadie y calzándose el mundo por montera mandó a una legión de excavadoras escoltadas por unos señores que visten en su mayoría de azul y llevan porras y pistolas, a derribar las casas de los vecinos.

La actuación de esos guardianes de la seguridad de las excavadoras (¡pobrecitas ellas, tan indensas!) fue tan desmedida que ha sido motivo de una denuncia por parte de Izquierda Unida, cuyas dirigentes en el País Valencià resultaron bastante mal paradas. No hay más que ver el desalojo de Marga Sanz y leer que a Rosana Moltalbán le fracturaron un brazo. Como hemos dicho en más de una ocasión en este blog, luchar por la dignidad y porque se cumpla la justicia es un ejercicio de riesgo.

Algunos vídeos que me he encontrado en la red:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s