Todo empezó en Priaranza (El Bierzo)

Todo empezó en mi tierra. Y esta berciana estará donde donde haga falta para que no queden impunes los crímenes franquistas. Gracias, Hugo

Resolución del Consejo Comarcal del Bierzo con relación al derecho a la verdad y la financiación de las investigaciones.

EL PLENO DEL CONSEJO DE LA COMARCA DEL BIERZO, EN SU SESIÓN DEL 21 DE DICIEMBRE DE 2000, APROBÓ POR UNANIMIDAD DE SUS MIEMBROS (24 DEL GRUPO SOCIALISTA Y 23 DEL PARTIDO POPULAR) LA SIGUIENTE MOCIÓN PROPUESTA POR DON DANIEL FERNÁNDEZ GÓMEZ, CONSEJERO Y ALCALDE DE PRIARANZA DEL BIERZO.

Durante los últimos meses, en el municipio de Priaranza, hemos tenido que vivir la triste experiencia de la recuperación de los restos de trece fusilados en los comienzos de la Guerra Civil que, como una maldición, pesaban en la conciencia de todos los lugareños, ya que el lugar elegido para tal crimen y posterior enterramiento era de los más transitados.

A petición de la familia Silva, ya que uno de sus miembros permanecía enterrad0 allí, iniciamos las tareas de recuperación de estos restos, con la estimable colaboración de arqueólogos, forenses, biólogos,… que de forma totalmente altruista están llevando un exhaustivo trabajo técnico de identificación; así como la colaboración de la recién creada Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica que ha hecho el difícil trabajo de búsqueda de datos para localizar a las demás familias, cuyos frutos ya se están empezando a ver, puesto que hay hasta el momento diez familias localizadas, y que según las últimas noticias, tenemos referencias más que suficientes para esperar que incluso se realicen las pruebas de ADN.

Desde el ayuntamiento de Priaranza se ha llevado a cabo esta exhumación, respondiendo a una obligación moral, al ser solicitada por los hijos de Emilio Silva Faba, asesinado y enterrado en esa fosa común. El segundo motivo que nos llevó a realizar esta operación fue el del respeto al rigor histórico, desde la serenidad y la delicadeza con que se debe tratar uno de los capítulos más trágicos de la reciente historia de nuestro país.

Destacar también que en este proceso ha habido una total unanimidad, tanto por parte de los representantes políticos municipales, como por parte de los propios vecinos, colaborando en la localización de la fosa común, al mismo tiempo que en ningún caso se vio la más mínima expresión de revanchismo o venganza por parte de los presentes, incluidos los miembros de las familias de los fusilados, que dieron en todo momento un ejemplo de educación y respeto, pidiendo incluso a los vecinos que supieran algo, ayuda para localizar el lugar exacto de la fosa. Añadir, además, que en el momento en que la excavadora encontró el primer resto, las escenas de emoción se multiplicaron no sólo en el seno de las familias, sino tambien entre todos los allí presentes, entre los que había gente de todas las edades y condiciones.

Por todo eso queremos salir al paso de algunas voces, aunque mínimas, que han querido ver en esta actuación un interés en remover viejas heridas, según sus propias palabras. Nada más lejos de la intención de todos los que hemos colaborado en este caso, y creemos que la historia hay que conocerla en profundidad para que no se repita, ya que las heridas bien curadas, por mucho que se remuevan, nunca volverán a sangrar. Queremos también dejar constancia de las numerosas llamadas que estamos recibiendo, tanto en la Asociación como en el Ayuntamiento, desde distintos puntos de la geografía nacional, de personas que tienen enterrados a sus familiares en fosas comunes en los casos de los que se tenga certeza, teniendo también en cuenta que hay otros casos en los que las familias no tienen la suerte (si se le puede llamar así) de saber dónde están sus familiares enterrados, habilitando para ellos monolitos o lugares donde poder visitar para llorar, rezar o llevar flores a sus desaparecidos.

Por lo tanto pedimos que por parte de este Consejo Comarcal se tenga a bien aprobar la presente moción.

PRIMERO-. Que desde el Estado y las Comunidades Autonomas se corra con todos los gastos de investigación, exhumación e identificación de los cadáveres que se encuentren en fosas comunes, como consecuencia de la represión sufrida por estos ciudadanos españoles en tiempos de la Guerra Civil.

SEGUNDO-. Que se exija a los órganos competentes que realicen las investigaciones necesarias a fin de dar a la tragedia que fue la Guerra Civil y a las personas que participaron en ella, el tratamiento que, según el rigor histórico, les corresponde con el fin de evitar la confusión creada por los certificados de defunción expedidos en aquellas fechas y para que las generaciones venideras conozcan la verdad de lo acontecido.

Ponferrada, 22 de diciembre de 2000.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s