Que ellos asuman su muerte, que nosotros asumiremos su vida

Miguel Hernández, como dice Marcos Ana, murió de franquismo en la cárcel, hoy hace 68 años.  Miguel Hernández se alistó en el Quinto Regimiento para combatir junto a la causa republicana en la Guerra Civil y fue apresado, una vez acabada la contienda, cuando intentaba huir a Portugal. Es condenado a muerte por un Tribunal Militar de la dictadura franquista en el Consejo Sumarísimo 21001, el 18 de enero de 1940, en un juicio rápido, tan rápido que en una hora se condenaron a muerte a otras 20 personas.

Decía hace unos días Gloria König, Directora Ejecutiva de la Fundación Víctor Jara, a propósito del cantautor:Que ellos asuman su muerte, que nosotros asumiremos su vida“. En este país, ni los que mataron a Miguel Hernández  asumen su muerte, y algunos de los que le recuerdan pretenden negar su vida. Ningna mención en el reconocimiento institucional, como nos recuerda Angels, a que Miguel Hernández fue un poeta comunista.

En el último escrito para público de Rafael Reig hablaba de Miguel Hernández y lo hacía en estos términos: “La infamia añadida y más indecorosa que se le puede infligir a Miguel Hernández es leer su obra como si no hubiera sido comunista, como si no hubiera escrito como comunista y como si no hubiera sido encarcelado y hubiera muerto por ser comunista”.  

En una entrevista que le hicieron a Marcos Ana hace unos años, hablaba de Miguel Hernández, del tiempo que compartieron en prisión y de un homenaje que le hicieron los presos tras su muerte. Esto es lo que contaba:

La cárcel fue mi universidad. Conocí a mucha gente. Coincidí con Buero Vallejo y con Miguel Hernández entre otros muchos. Miguel Hernández era una persona entrañable, murió de franquismo en la prisión de Alicante en el año 42. Unos años después le hicimos uno de nuestros homenajes: Esperábamos a la noche, a que cerraran las galerías. Entonces montábamos un pequeño escenario con mantas y sábanas. En las ventanas algunos presos se dedicaban de la vigilancia y así, en el silencio terrible de la cárcel, hacíamos los homenajes. El de Miguel Hernández lo titulamos Sino sangriento, que es el nombre de uno de sus versos. Tenía tres actos, con los nombres de tres de sus libros: El rayo que no cesa, Vientos del pueblo, que trata de la guerra y Cancionero y romancero de ausencias, que era el de la cárcel. Unos narradores relataban los hechos y una pequeña banda de música se colocaba detrás del escenario con sus instrumentos realizados con los palos de las escobas y con cosas así. Era muy ingenioso: se cortaba un trozo de escoba de caña. Unas gomas sujetaban un papel de fumar en cada punta y se le abrían unos orificios. Sólo con eso salía una música preciosa, que era como un zumbido, pero muy bonito. Una cosa tremenda. Esa bandita, compuesta por cuatro o cinco personas, iba poniendo música a determinados pasajes. Cuando los locutores contaban la parte de la guerra de España y de los soviéticos se oía La Internacional. Con los franceses y André Martí… se oía La Marsellesa. Los mexicanos con Siqueiros y tal… Se oía La Cucaracha. Todo a media voz. Se titulaba Homenaje a voz ahogada a Miguel Hernández. Fue algo impresionante, en medio del silencio de la prisión. De vez en cuando, oías el «alerta» de los centinelas desde las garitas. Toda la noche: «¡Alerta el uno!, ¡Alerta el dos!, ¡Alerta el tres!» Eso se hacía para que el cabo de guardia supiera que no se había dormido ninguno de los centinelas. Hicimos otros homenajes a Rafael Alberti y Neruda. Creo que jamás se podrá concebir un homenaje más emocionante que éste.

Y como aquí sólo tenemos el recuerdos, pero nos falta la música de los presos, dejo la canción de Víctor Jara “El niño yuntero” que es una adaptación del poema de Miguel Hernández.

También hablan de Miguel Herández:  punts de vista, Kabila, Hugo Martínez Abarca, Juan Segovia, Leire Olmeda, Daniel Martínez, Antonio Rodríguez,  Alberto y ceronegativo

5 Respuestas a “Que ellos asuman su muerte, que nosotros asumiremos su vida

  1. Ehhhh, tu entrada es mucho mejor. Me estoy aburgesando en esto del blogeo…😀

    • Son los aires de la Sierra, compañero. Esto de que te lleguen filtrados por el Valle de los Caídos es lo que tiene, te vuelves de un radical que tira p´atrás.

  2. Pingback: El niño yuntero -- La maldekstra kolono

  3. Mielda… ¿por qué no leería tu entrada antes de poner mis minutos musicales del domingo?…

    De todos modos, no es que aquí no se asuma nada, es que encima lo quieren empozoñar y subvencionado por el propio ayuntamiento de Orihuela, del PP, que pretende hacer caja sin desvergüenza alguna…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s