Una lección francesa para la izquierda no sectaria

Imprescindible artículo de Salvador López Arnal leído en Rebelión. Imprescindible en esta reubicación de la izquierda, en este proyecto de Refundación en el que estamos, y cuando ha sido noticia la pinza entre el PP y el PP para robarle escaños a IU. Por eso lo copio tal cual respetando, incluso el título.

En una entrevista casi imprescindible de Andrés Pérez [1] a Christian Audoin, un candidato de la coalición alterglobalista en las recientes elecciones municipales y regionales franceses, un dirigente del Partido Comunista francés, el magnífico periodista de Público dada cuenta que una región francesa estaba siendo mirada con lupa por los analistas:

    “[…] en la región históricamente de izquierdas que es Limousin, en el centro del país, la coalición alter-globalista Limousin, Terre de Gauche, que integra al Partido Comunista Francés (PCF), al Partido de Izquierdas y al Nuevo Partido Anticapitalista (NPA), se enfrentará en la segunda vuelta al Partido Socialista y a los sarkozystas. Al frente de ella está Christian Audoin, líder local del PCF”.

Tras el 13,1% de votos que habían obtenido en la primera vuelta, preguntaba Andrés Pérez a Audoin, por qué no había abandonado al Nuevo Partido Anticapitalista y había cedido a las presiones para fusionar la lista del PCF con la del PS. La respuesta vale su peso en valores republicanos socialistas transformadores:

    “[…] Nosotros presentamos una propuesta de fusión con los socialistas y los Verdes, y se lo hicimos saber. Al mismo tiempo, nuestro proyecto unitario dejó claro a los votantes durante la campaña que queremos una izquierda apegada a sus auténticos valores, con un programa alternativo, muy antiliberal, y propuestas de realizaciones claras que nos permitirán defendernos del liberalismo, soluciones de resistencia y perspectivas de futuro. Chocamos con la intransigencia del PS. Un PS que se quedó sorprendido con nuestro 13,1% de la primera vuelta. El PS interpretó que ese resultado era el nacimiento de un polo que pone en duda su hegemonía. Y ha reaccionado frente a ese cambio… La manera que tuvo de concretar esa reacción fue rechazar que el NPA entrara en una futura mayoría de izquierdas. En nombre de la lealtad, que es uno de los valores de base de la política, yo no podía ceder a esas presiones. Era imposible tal desprecio con nuestros electores. Hubiéramos podido negociar un programa de izquierdas, pero no en esas condiciones”.

Qué diferencia, seguía preguntado Andrés Pérez, los programas del Frente-NPA y del Partido Socialista Francés:

    “[…] En primer lugar, el grado de determinación en el combate contra la derecha, y la posición frente al liberalismo. Nosotros proponemos no ceder ni un milímetro, y hacer que la gestión regional sea el escudo frente a la derecha y frente al liberalismo, sin compromiso. Es ese primer punto el que nos diferencia totalmente del PS. En segundo lugar, queremos cambiar el registro democrático, colocando en el centro del sistema de decisión a los ciudadanos. Se trata de crear asambleas participativas de ciudadanos en cada departamento, unas asambleas dotadas de poder de codecisión para los grandes asuntos regionales. Un punto muy particular es la cuestión de las ayudas públicas a las empresas, que son una de las grandes competencias de los consejos regionales en Francia. Nosotros exigimos que cada ayuda concedida a una empresa deba recibir primero el acuerdo de los trabajadores de esa empresa. Y que una vez concedida, comités de empresa y sindicatos se encarguen de hacer el seguimiento, evaluación y control”.

A qué nivel de voto sería un éxito la experiencia de izquierda real que intentaban el Frente y el NPA preguntó Andrés Pérez a continuación: el 17% era una posibilidad real, respondió el dirigente del PCF, pero si superaban el 13,1% de la primera vuelta, los electores validarían la experiencia política de creación de una nueva izquierda. Estaba en marcha el laboratorio de esa nueva izquierda.

El experimento no ha defradudado. El mismo Andrés Pérez dada cuenta en su crónica del 22 de marzo de 2010 [2] del resultado efectivo de las elecciones en este territorio francés:

    “[…] La señal innovadora y de futuro vino de la región Limousin. Los socialistas locales conservaron de forma aplastante la mayoría, esta vez sin apoyo del resto de la izquierda. Una coalición alterglobalista recogió más del 19% de los votos, demostrando que puede rescatar ese voto popular que a menudo se pierde en las sendas oscuras de la desesperación ultra. Los alterglobalistas constituirán una oposición antiliberal desde la izquierda”.

Diecinueve por cien de los votos, dos puntos más de las previsiones, un intento que rompe y vence sectarismos, cultivos nada creativos de las tradiciones y que habla de la formación y abono de una nueva izquierda con perspectivas y finalidades anticapitalistas claras.

Francia no es España; desde luego. Limousin no es toda Francia; por supuesto. Cada singularidad social es singular; por definición. Las tradiciones nacionales o afines pesan, y la situación de las izquierdas más aun; sin atisbo de duda. Pero no se me ocurre una lección mejor que podamos extraer de las recientes elecciones francesas: la ciudadanía antiliberal unida, y las organizaciones que la forman, apoyan y alimentan, tienen mucho que ganar y aprender de la experiencia francesa. Les va su vida política en ello al igual que la esperanza de muchos ciudadanos y ciudadanos que no quieren claudicar ni abonar las filas de la desesperanza..

No es difícil. De hecho, es cultivar una tradición que tienes nudos y aristas destacados. Este es otro ejemplo francés.

Las elecciones municipales de la primavera de 1945 llevaron a una victoria arrolladora del PCF [3]: llegó con claridad al 30% de los votos. El éxito fue confirmado en las primeras elecciones generales de 21 de octubre de 1945: el PCF alcanzaba el 26% del voto y 160 escaños en la Asamblea Constituyente (los socialistas alcanzaban el segundo puesto con 24% y 142 escaños).

A pesar de la clara victoria electoral del PCF y pese a sus promesas, y como era de esperar, De Gaulle rechazó dar al PCF ministerios claves.

El PCF usó su poder en el Parlamento para condenar la guerra francesa en curso que pretendía recuperar el poder sobre la colonia de Vietnam. La parlamentaria comunista Jeannette Vermeersch, la compañera de Maurice Thorez protestó ante el hecho de que en los pueblos vietnamitas los franceses estaban “cometiendo el mismo tipo de atrocidades” que los nazis habían cometido en Francia pocos años atrás.

La afirmación provocó un tumulto en el Parlamento. El presidente insistió: “¡Señora, le digo muy educadamente que está insultando intolerablemente a esta Asamblea y a la Nación!” Vermeersch no se calló, insistió en su denuncia. El presidente hizo un comentario muy masculino: “Señora, nunca creí que una mujer fuera capaz de tanto odio”. Esta fue la respuesta de la camarada Vermeersch:

    “Sí, odio. Lo hago al pensar en los millones de trabajadores que explotáis. ¡Sí, odio a la mayoría de esta Asamblea!”.

Hay motivos para seguir odiando situaciones que pueblan el mundo y nuestros países de injusticias, de explotación creciente y de desesperación no menos acelerada.

Notas:

[1] http://www.publico.es/internacional/302274/capitalismo/exige/izquierda/combate

[2] http://www.rebelion.org/noticia.php?id=102739

[3] Tomo la información de Daniele Genser, Los ejércitos secretos de la OTAN. El Viejo Topo, Mataró (Barcelona), 2010, pp. 132-133.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

2 Respuestas a “Una lección francesa para la izquierda no sectaria

  1. Sí, mucho que aprender de los franchutes… la verdad, toda una lección de lealtad entre camaradas ue, aunque se distingan en el método, comparten el mismo fin.

    Es una lástima que el PCE no tenga el mismo espíritu abierto del PCF, y que Izquierda Anticapitalista no tenga el mismo espíritu frentista que es afacciçon del NPA (Actualmente hay 2 facciones dentro del NPA, una anti-frentista , la de su líder Besancenot, y otra más abierta al frentismop de izqueirda combativa, más tradicional, que tiene más que ver con la historia del partido)

    Yo siento mucha lástima ante la inexistencia de un gran frente (no sería un frente popular, ni siqueira, los socialdemócratas no entrarían) de izquierda combativa. Los comunistas de la terecra internacional han cambiado, ya no impera en ellos en estalinismo, aunque muchos siguen siendo nacionalistas. Y por la otra parte, los “alterglobalistas” como se les denomina en el artículo (a pesar de que también son comunistas, pero organizados en la IV Internacional), están experimentando procesos de cambio interno, donde el debate cada vez se genera con mayor calidad, y esto puede derivar en giros frentistas como en Francia… Es decir, la unión es posible, y quizá sea lo único que nos salve de gobiernos a elegir entre ultraderecha-PP y la socialdemocracia rancia y puesta de rodillas ante el capitalismo que es el PSOE.

    Esperanza.

    • Bueno, aquí fue precisamente el PCE el que creó un frente de izquierdas denominado IU y es precisamente el PCE quien está promoviendo el proceso de refundación de ese frente donde todo está en debate, incluido el nombre: Izquierda Unida. Precisamente se estaba debatiendo sobre ello y realizando un documento conjunto para la Asamblea de IU cuando no sabemos por qué Espacio Alternativo se salió y dedició montar un partido propio. Suponemos que guiados por la estela del NPA francés, pero todavía nos estamos preguntando por qué.

      La escasez de votos que tuvieron en las europeas tal vez debería hacer que se replantearan ciertas cosas, como que ahí fuera hace mucho frío. Y otra cuestión y no la menos importante, si quieremos un frente común de izquierdas tendrán que aprender a vivir con otros comunistas no troskistas y olvidar su sectarismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s