Sobre líderes, primarias y democracia

Estos días se está hablando mucho de esos tres términos: líderes, primarias y democracia llegándolos incluso a confundir. Desde el punto de vista de la democracia participativa el primero (líderes) y el último (democracia) son términos contrapuestos y digo que son términos contrapuestos porque la palabra democracia engloba dentro conceptos como libertad, igualdad, pueblo, acción … conceptos éstos que no asociamos, ni en sueños con el de líder. En medio tenemos lo de “Primarias” que no es más que la herramienta, convertida en trámite administrativo, de legitimación (que no de elección) de un líder.

La democracia no es depositar un voto en una urna (real o virtual) cada cuatro años para ceder nuestra soberanía, cesión que podemos encuadrar dentro del contexto que queramos: institucional, de partido, asociación, etc… Basar la acción política en la elección de un líder (que guíe al pueblo ¿o masa?) es  profundizar en el concepto de democracia representativa de la que muchos renegamos y que hemos visto cuestionar de manera reiterada en los últimos tiempos en la calle. Basar la acción política en el Líder no es más que fascismo.

Lo que deberíamos cuestionarnos cuando cuestionamos la actual democracia es la cesión de soberanía en sí, del ejercicio de poder que como ciudadanos tenemos y al que renunciamos cuando votamos, es decir, lo que deberíamos cuestionarnos es el actual modelo político basado en el liderazgo y que representa la mercantilización de la política. Se crea un producto y se vende ese producto bajo distintas marcas, pero el producto es el mismo. Vendiendo primarias nos siguen vendiendo el mismo producto.

Lo que deberíamos pedir cuando hablamos de democracia es un plan de acción y participación en la cotidaneidad de la vida política, de canalización de demandas sociales y de elaboración colectiva. En este sentido, quien diga que los procesos de primarias son la manifestación de la democracia en estado puro o bien miente y lo sabe (propaganda), o bien tiene un concepto muy pobre de democracia.

Si ya combinamos ambas cosas: basar la acción política en el líder o su elección y no tener un fundamento programático elaborado colectivamente el cóctel resultante puede ser hasta peligroso. ¿Cuando hay líder y no hay programa qué es lo que hay? Pues hay experimentos como los que tenemos en nuestro panorama político. Algunos cantan la yenka “ni de izquierda-izquierda, ni derecha-derecha, un, dos, tres”, otros (o los mismos) se crean ex profeso para la regeneración democrática y otros (o también los mismos) buscan el espacio de centro (que ahí sí que hay mucho margen). Eso sí, todos nos hablan de sus elementos diferenciadores … pero de momento sólo veo líderes canosos y con barbas.

 

About these ads

Una respuesta a “Sobre líderes, primarias y democracia

  1. lo que sucede allá también esta sucediendo aquí en Colombia, con la diferencia de que aquí es más grave que allá, a propósito estamos en campaña electoral y ninguno de los diferentes programas de gobierno de los distintos candidatos se identifica plenamente con las aspiraciones mas sentidas de la gente; hablan de pleno empleo y por otro lado apoyan TLCs que son nocivos para nuestra economía, hablan de defensa del medio ambiente y por otro lado apoyan la minería a cielo abierto y tiene a la minería como locomotora del desarrollo. Mejor dicho lo que tenemos es un gobierno en manos de corruptos y de delincuentes comunes.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s